25 de Septiembre de 2018

Opinión

Termómetro

Todos los candidatos a representar y presidir las aspiraciones de la sociedad están obligados a honrar y respetar el carácter de esta tierra.

Compartir en Facebook TermómetroCompartir en Twiiter Termómetro

En estos tiempos de elevada temperatura, Yucatán asimila las condiciones que le son propias y de sobra conocidas. Se retrae. Se hace menos. Resiste, con conciencia ancestral, la llegada de la lluvia. A cambio, nos pide optimismo, la templanza de seguir adelante, ser copartícipes del desarrollo armónico y defender nuestras convicciones.

De manera equivocada, se habla de promesas de campaña. Lo que requerimos son planteamientos, sustentados en el conocimiento exacto de la circunstancia actual de la ciudad de Mérida.

Es muy sencillo hablar de pavimentar calles, recoja de basura gratis, modificación al transporte, parques y muchas proclamas más. Los partidos políticos pueden pensar que únicamente son ellos los que sacan ventaja.

En realidad, en su necia inoperancia, contribuyen a acrecentar una añeja problemática. Sin claridad y rendición de cuentas, marcan la pauta para que algunos gobernados consideren adoptar comportamientos igual de sinvergüenzas.

Y es que la voz ciudadana ha repetido hasta el cansancio: Mientras tú, gobernante y administrador de nuestros recursos, te sirvas con la cuchara grande,  manifiestes  incompleta tu declaración de bienes, vayas a trabajar en helicóptero, compres mansiones, hagas alianza con partidos cínicos, coloques en puestos públicos a tus parientes y amigos y hagas grandes negocios con empresarios corruptos, no esperes de nuestra parte la corresponsabilidad para pagar nuestros impuestos, contribuciones, obligaciones y derechos. No tenemos la intención de darte un peso más para mal gastarlo.

La obligación de subsistir y mantener a la familia está por encima de toda la legalidad que ustedes atropellan. En esa polaridad, llama la atención la inocencia e ingenuidad de la clase trabajadora mexicana sujeta a la formalidad de cumplir con sus obligaciones y no medrar en su beneficio con el dinero de los demás, mientras la informalidad, ambulantes y ventajistas, exhiben el pandero lleno de monedas frente a sus narices. 

Todos los candidatos a representar y presidir las aspiraciones de la sociedad para la modernidad, bienestar, crecimiento sustentable, educación y justicia, están obligados a honrar y respetar el carácter de esta tierra, capaz de brindarnos los meses de abril y mayo, para hacer conciencia de que todos somos Yucatán.

 ¡Vaya biem!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios