12 de Diciembre de 2017

Opinión

¿Tienes en tu corazón un motivo para vivir?

Si deseas ser amado, ama e inspira amor. Amar es igual que rezar, es tanto un poder como un proceso. Es curativo. Es creativo. Es hacer que nuestra felicidad sea lograr la felicidad del otro.

Compartir en Facebook ¿Tienes en tu corazón un motivo para vivir?Compartir en Twiiter ¿Tienes en tu corazón un motivo para vivir?

A todos nos impactó la muerte del actor Robin Williams. Y más lo que dijo su hija al respecto, quien consternada por la decisión de su padre expresó: “Jamás entenderé porqué, a pesar de haber sido tan amado, no pudo encontrar un motivo en su corazón para quedarse”.

Siento que la tragedia de la vida no es que los hombres mueran, sino que dejen de amar. El ser humano, así como el pez necesita del agua, requiere amor. Hay que buscar todos los días un motivo en nuestro corazón para vivir, para amar y para ser feliz. Tenemos que entender que no hay peor fracaso que no volver a intentarlo.

Al levantarnos cada mañana hay que decir: “Yo soy más importante que mis problemas”. Ver que la única y verdadera felicidad nace al esforzarnos por lograr un propósito. El propósito de ser feliz con mi enfermedad, sin mi enfermedad y a pesar de mi enfermedad. Ser optimista en la crisis, en la enfermedad y aun en la desgracia. El optimista siempre ve luz donde no la hay, pero ¿por qué el pesimista siempre corre a apagarla?.

Como médico he aprendido, en estos 40 años de ejercer mi profesión de pediatra, que no existe mejor embellecedor del rostro, o fórmula, o comportamiento, que el deseo de rodearnos de alegría y de alejar el dolor de nuestro alrededor. En llenar nuestros momentos de vida y de alegría. Porque aquel que deja pasar la oportunidad de ayudar a otro, pierde una de las experiencias más maravillosas de la vida.

Luchar cada día contra el pesimismo, el derrotismo y la depresión. Hacer cambios en el momento preciso, porque las cosas no cambian, nosotros sí. Vivir el hoy y el ahora, y visualizar nuestro futuro. Nos debe de interesar el futuro, porque allí es donde vamos a vivir el resto de nuestra vida.

Si deseas ser amado, ama e inspira amor. Existe más hambre de amor y de aprecio en este mundo que de pan. Una vida vivida con amor, nunca puede ser opacada. Amar es igual que rezar, es tanto un poder como un proceso. Es curativo. Es creativo. Amar es hacer que nuestra felicidad sea lograr la felicidad del otro.

No importa que te derrumben, lo único importante es que te vuelvas a levantar. Las mentes son como los paracaídas: sólo funcionan cuando están abiertas. El día de hoy ¿cómo está tu mente?, ¿pesimista u optimista, alegre o deprimida?. Hay que tener en mente que es divertido hacer lo imposible.

Sí, el actor Robin Williams cayó en depresión y eso lo llevó a tomar la fatal decisión de terminar con su existencia. Esta muerte nos debe de hacer reflexionar que algún día se nos juzgará por “el nivel de nuestra vida, no por nuestro nivel de vida; por lo que dimos y no por lo que tuvimos; por la bondad y no por la aparente grandeza”.

El único justificativo para mirar a alguien desde arriba es para que ayudemos en levantarlo. Sufrimos frente a tanta muerte y tan poca vida, tanto dolor y tan poca alegría, tanta avaricia y tan poca caridad, tanta soledad y tan poco amor.

Hay que luchar cotidianamente por “encontrar un motivo en nuestro corazón para quedarnos”. Tenemos que estar felices con la vida, porque nos da la oportunidad de amar, trabajar, jugar y mirar las estrellas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios