17 de Enero de 2018

Opinión

Todo es culpa de los chechenos

Qué chiste tendría llegar al poder y darle chamba a tus enemigos, a quienes te han dicho mariquita, te han dicho mandilón, te han dicho Lavestida.

Compartir en Facebook Todo es culpa de los chechenosCompartir en Twiiter Todo es culpa de los chechenos

Que 75% de los delegados de Sedesol sean priistas no debería alterarle los nervios al PRD, al contrario, tendrían que comprender que los choznos de don Plutarco llevaban 12 años de abstinencia, viviendo en el error por estar fuera del presupuesto, que tenían que tomar por asalto la nómina. Y todo al ritmo de ¡al abordaje, mis valientes!, como si estuvieran tomado la rectoría de la UNAM con capucha revolucionaria y toda la cosa, en una especie de homenaje demodé al subcomanche Marcos.

Digo, qué chiste tendría llegar al poder y darle chamba a tus enemigos, a quienes te han dicho mariquita, te han dicho mandilón, te han dicho Lavestida. Se vería mal, como atentar contra el Eterno. Mínimo se levantarían de sus tumbas al unísono el profe Hank, Fidel Velázquez, La Güera Rodríguez Alzheimer y Gamboa Pascoe desde la CTM haciendo un pancho que ni la CNTE ni la CETEG se habrían atrevido ni en sus alucines más rebecos. Qué bloqueo de la Autopista del Sol ni qué nada, por lo menos todos habrían ido a tomar los Soriana.

Como sea, ni modo que Chayito Robles le hubiera ofrecido la operación de la cruzada contra el hambre a quienes no han parado de manifestarle su menosprecio y la han tachado de traidora por haber abandonado las filas de la izquierda y pasarse a las de su enemigo de clase, el PRIcámbrico temprano.

Ahí sí tanto el Chucho Zambrano, debidamente apoyado por el presidente del PAN —ambos de guayabera en Veracruz, ahí donde el nada sospechosista góber Duarte, se gana la amistad de propios y extraños por agudo sentido de la democracia en el Tío Fidel Style— tendrían que buscar otro argumento y aceptar que habría sido muy difícil que los delegados de Sedesol fueran personajes como El Noroñas, la familia Batres, o el mismísimo Peje.

Si yo fuera Chayito, habría hecho lo mismo. Y nomás para que hicieran más berrinche aquellos que tanto me han vilipendiado por resentidos y envidiosos (y por casi acusarme de operar el temblor de ayer), habría incluido entre los asociados al convenido de la cruzada, además de Nestlé y Pepsi, a los de Monex.

Dicen Zambrano y Madero que no le apuestan al fracaso del Pacto por México, pero que no aceptarán que se utilice la cruzada como plataforma electoral. Eso es antipatriota. Un programa de gobierno que no esté concebido para obtener votos, es una afrenta contra las más entrañables tradiciones de la realpolitik. En cualquier momento Duarte dirá que todo es culpa de los chechenos. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios