13 de Noviembre de 2018

Opinión

Todo es culpa del dedo del Maza

No deja de llamar la atención que los voceros de Pemex salgan valientemente a desmentir al secretario del Trabajo en el sentido de que el edificio sí tenía mantenimiento.

Compartir en Facebook Todo es culpa del dedo del MazaCompartir en Twiiter Todo es culpa del dedo del Maza

No crean que en Pemex hacen conferencias de prensa nada más por convivir. Antes al contrario, están en lo suyo tratando de demostrar que son la empresa que México esperaba, que no son una institución balín y que los mexicanos pueden estar tranquilos respecto al pasado, presente y futuro de la petrolera. Sobre todo pensando en la tranquilidad de aquellos que estarían dispuestos a invertir en el negocio de los energéticos y los barriles de crudo.

Digo, si nuestros connacionales tienen un interés genuino en que la paraestatal esté blindada, imagínense aquellos que le quieren entrarle al oro negro para llevar una vida como de jeque de Dubai, o de JR Ewing en Dallas, o ya de perdida como de líder sindical.

(Yo me conformaría con llevar el livin la vida loca del perrito de la hija de Robero Deschamps, que es como de Iztapalapa pero de altísimos ingresos)

Como quiera que sea, es bueno que los altísimos funcionarios de Pemex anuncien que las cosas van de rechupete, que no se corre ningún peligro y que la comida putrefacta ha sido erradicada de una vez y para siempre. Pero no deja de llamar la atención que los voceros salgan valientemente a desmentir al secretario del Trabajo, Navarrete Prida, en el sentido de que el edificio sí tenía mantenimiento. Y uno piensa, si en efecto hubo ahí el necesario mantenimiento, entonces, ¿por qué se desató tamaña hecatombe?

Digo, no hagan así las cosas por qué así se podría hasta sospechosear que las compañías metidas en el outsourcing de la Torre de Pemex nomás limpiaban donde miraba la suegra de Calderón.

Bueno, tampoco es para ponerse histéricos como aquellos que acusan al Maza Rodríguez de ser un apátrida por hacer la britneyseñal después de un partido chafísima contra Jamaica (si hubiera hecho la muy tricolor roqueseñal, hasta le ponen una estatua).

La cosa es que en la petrolífera anuncien que en realidad todo es culpa de Moreira y nadie va a rebatir el dato. Después de los hallazgos en Estados Unidos de los millones de dólares del ex tesorero del gobierno moreirista, a rey del chúntaro style le podemos echar la culpa de los chistes de Murillo Karam y de las lágrimas de cocodrilo del elemental, mi querido Walton.

Ahí sí, en el caso terrible de las violaciones en Kafkapulco, está muy bien que Peña Nieto llame al trabajo en común de todas las instituciones (incluidas la KGB y la  CIA), pero no hay que olvidar que además de las españolas, se han dado muchos casos similares con mujeres de la zona y nadie ha hecho nada.
Lo que diga el dedito del Maza. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios