17 de Junio de 2018

Opinión

Todos en Cancún

Las dirigencias partidistas concentraron casi todos sus esfuerzos y recursos en Cancún, donde hay un mayor número de distritos y la alcaldía más atractiva de Quintana Roo...

Compartir en Facebook Todos en CancúnCompartir en Twiiter Todos en Cancún

Las dirigencias partidistas concentraron casi todos sus esfuerzos y recursos en Cancún, donde hay un mayor número de distritos y la alcaldía más atractiva de Quintana Roo, pero también un nivel de abstencionismo, que rondó el 65 por ciento en la pasada elección local de 2010.

Por ello el desafío para los partidos consiste en motivar a los electores a que salgan a las calles, tarea en la que han sido secundados por figuras nacionales que se concentraron en Cancún, despreciando al resto del estado. De hecho, Cancún y Solidaridad reportaron en 2010 los mayores niveles de abstencionismo. 

Precisamente en este municipio llegó al 70 por ciento, mientras en Othón P. Blanco (Chetumal) llegó al 55 por ciento, mientras Cozumel reportó un 50 por ciento.

Si los partidos con toda su artillería no fueron capaces de convencer a miles y miles de electores, se habrá comprobado el bajo impacto de las arengas y actos multitudinarios destinados a sacudir conciencias para provocar una marea ciudadana este 7 de julio.

Lo curioso es que municipios que han sido marginados de este tipo de actos multitudinarios son los que históricamente reportan los mayores niveles de participación, como ha ocurrido en los municipios de José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto que comparten desde este proceso un distrito.

Conquistar el voto en Cancún y Playa del Carmen ha sido una tarea muy infructuosa para todos los protagonistas políticos, pero en esta ocasión se esperan resultados positivos para el proceso, particularmente en el codiciado Cancún.

Demasiado tiempo, dinero y esfuerzo son destinados a los procesos electorales, y por ello el resultado debe ser muy satisfactorio en cuanto a la participación ciudadana, ya que el abstencionismo aumenta el valor el voto, descalificando nuestro sistema de competencia electoral.

Y en lo sucesivo debe impulsarse un mecanismo para que los 10 futuros diputados plurinominales tengan un desempeño más activo en la contienda y no se limiten a aguardar el resultado electoral para instalarse cómoda-mente en su cubículo.

El proceso electoral está llegando a su fin, y el próximo domingo será la hora de la verdad para partidos y candidatos que deben hacer buenos los pronósticos o dar la sorpresa, según las metas de cada uno de ellos.

Corresponderá al elector castigar o premiar a cada uno de los candidatos, en función de sus propuestas viables y el trabajo a nivel de campo que han desarrollado en este tramo de campañas proselitistas a lo largo y ancho de nuestro estado.

La hora de la verdad se acerca, y el elector tendrá la última palabra el próximo domingo, en un proceso que debe ser ejemplar e incuestionable, con esa enorme participación tan deseada por muchos

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios