22 de Julio de 2018

Opinión

Todos en sus marcas

Las incógnitas han sido despejadas, sin mayores sorpresas en muchos frentes.

Compartir en Facebook Todos en sus marcasCompartir en Twiiter Todos en sus marcas

Las incógnitas han sido despejadas, sin mayores sorpresas en muchos frentes. Ahí están ya los nombres de mujeres y hombres que disputarán las 10 presidencias municipales y las 15 diputaciones de mayoría relativa, acompañadas por 10 suculentas diputaciones  plurinominales, siempre a la sombra del proceso electoral y no menos efectivas, ya que tres en fila han asumido la Presidencia de la Gran Comisión del Congreso.

Quien justifique su exceso de confianza en los antecedentes de otras justas electorales, puede llevarse una desagradable sorpresa, o bien imponerse en una jornada que los obligará a comerse las uñas a lo largo del día, atentos al frecuente graznido del blackberry. 

No hay posiciones definidas a favor de tal partido, coalición o candidato, independientemente de la fortaleza de quien sea enviado a la costosa guerra.

Esto, indudablemente que aplica para municipios como Othón P. Blanco y Solidaridad, donde los adversarios del PRI han tenido una participación testimonial, nada peligrosa hasta ahora.

Pero lo mínimamente exigible a los candidatos a presidencias municipales es que cuenten con un proyecto para rescatar a la mayor parte de las alcaldías, hundidas en un pantano de problemas entre los que destaca el aspecto financiero, y con rezagos y complicaciones a cada paso.

Mantener la inercia que ha debilitado a los Ayuntamientos, hasta convertirlos en un paciente quejumbroso que reclama la atención del contribuyente, es una opción que puede agotar a estos niveles de gobierno que llegaron a ser muy efectivos hasta hace algunos trienios.

En cuanto al Congreso local, los futuros diputados deben asumir el papel de legisladores, dejando a un lado la comodidad de los puntos de acuerdo que ganan primeras planas y concentrándose en la tarea de legislar, para que esta función ya sea desempeñada en el Poder Legislativo y no en el Ejecutivo.

La opción cómoda del estribillo hueco debe ser reemplazada por las propuestas de fondo, con compromisos asumidos por los futuros candidatos que no deben prometer la luna y las estrellas para seducir a los electores, presentando en cambio propuestas viables que garanticen un viraje benéfico.

Y en esta contienda será interesante presenciar la campaña de los candidatos independientes que sean capaces de lograr su registro, ya que pueden llegar a ser una opción diferente a los partidos que en muchos casos mandan al ruedo a los mismos de siempre, con métodos de elección muy viciados, peleados a muerte con la democracia en la que les fascina escudarse.

Vamos a prepararnos los quintanarroenses, para presenciar un proceso electoral muy intenso, más allá de Cancún, donde los protagonistas han concentrado la mayor parte de su artillería por ser vital para el desenlace de la guerra electoral.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios