18 de Febrero de 2018

Opinión

Los trabajos de Alberto Ruz en Uxmal

Entre los años de 1951 y 1952 se reanudaron labores de restauración en esa zona arqueológica gracias a la aportación del presidente Miguel Alemán Velasco.

Compartir en Facebook Los trabajos de Alberto Ruz en UxmalCompartir en Twiiter Los trabajos de Alberto Ruz en Uxmal

Entre los años de 1951 y 1952 se reanudaron labores de restauración en la zona arqueológica de Uxmal, gracias a la aportación del presidente, Lic. Miguel Alemán Velasco, como resultado de la vista que realizó en junio de 1950.

La temporada de trabajo se desarrolló durante cuatro meses y se invirtieron $75,000. Esta labor la realizó un equipo de técnicos del INAH distribuidos de la siguiente manera: César Sáenz intervino el Palacio y la Terraza del Gobernador; Rafael Orellana, el Templo Poniente del Adivino; Amalia Cardós, los Pasajes del Palacio del Gobernador; Alberto Ruz, el Cuadrángulo de las Monjas  y la supervisión general. 

En ese entonces el arqueólogo también se hacía cargo de los trabajos de limpieza y acondicionamiento de la zona. 

En Uxmal sólo había tres guardianes, por esta causa la vegetación durante ese tiempo estaba muy crecida. El proyecto se avocó a realizar el desmonte de los monumentos más importantes y los caminos de acceso a los edificios: el Adivino, el Cuadrángulo de las Monjas, el Juego de Pelota, el Palacio del Gobernador, la Casa de la Vieja, el Cementerio, la Casa de las Palomas, el Grupo Norte, la Plataforma de las Estelas, la Pirámide Mayor y el Tempo Fálico. 

Se deshierbaron las fachadas y los techos de los edificios. Para facilitar el acceso en el lado norte de la Gran Plataforma del Palacio del Gobernador se hizo una escalera provisional  de piedras y tierra apisonada. También se elaboraron letreros pintados sobre lámina con los nombres de los  principales edificios y fueron colocados en los lugares más apropiados.  

En la entrada de la zona arqueológica se instaló un fuerte portón de madera entre pilares de mampostería y un gran letrero con el nombre de Uxmal. En el campamento se construyó una pieza de mampostería que sirvió y sirve aún como comedor. 

Se resanaron los muros de la casa del guardián, se colocó piso de cemento y se renovó el techo de palma. Se reparó el techo del cobertizo, se colocaron mesas y bancas rústicas para el registro y descanso de los turistas. Esta fue la primera vez que se puso en valor la zona arqueológica de Uxmal y parte de la infraestructura que se menciona aún está en uso.

Los grandes proyectos arqueológicos siguen siendo por iniciativa de presidentes y gobernadores.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios