20 de Octubre de 2018

Opinión

Tres años de Bacalar

El municipio de Bacalar apagó ayer el pastel con sus tres velitas, y su alcalde José Alfredo Contreras Méndez...

Compartir en Facebook Tres años de BacalarCompartir en Twiiter Tres años de Bacalar

El municipio de Bacalar apagó ayer el pastel con sus tres velitas, y su alcalde José Alfredo Contreras Méndez –el primero que fue electo en las urnas– presidió el acto cívico en el parque central y aprovechó para expresar: “hoy tenemos la oportunidad histórica de consolidarlo y hacerlo crecer; esta encomienda es de todos”.

Desprendido del municipio de Othón P. Blanco, Bacalar tomó su propio camino por un permanente abandono de las autoridades capitalinas a lo largo de décadas, tendencia que fue atizando la inconformidad de la clase política bacalarense.

Para fortuna del nuevo municipio, su nacimiento le permitió evitar la crisis tan pronunciada que ha castigado a los othonenses, cuyos alcaldes –sobre todo a partir del trienio de Andrés Ruiz Morcillo– se inclinaron por el infame camino de la demolición, limitando la capacidad de respuesta del Ayuntamiento y llegando por momento a convertirlo en un lastre para sus habitantes.

Designado por el Congreso como Presidente del Concejo Municipal, Francisco Flota Medrano sentó las bases del nuevo municipio, cuya situación era opuesta al escenario de devastación que fue acentuado en el período de Carlos Mario Villanueva Tenorio.

La clase política de ese municipio que da sus primeros pasos debe combinar la prudencia con el entusiasmo en el desempeño de las tareas, a fin de consolidar un municipio ejemplar que se mantenga en la ruta del progreso, generando crecimiento y desarrollo económico, sin aportar todo al turismo.

Por ello el apoyo al sector agropecuario es obligado para abrir el abanico de posibilidades en un municipio donde hay prácticamente todo por hacer. Y contemplarse en el dañado espejo de Othón P. Blanco es oportuno, a fin de que sus políticos eviten los errores que damnificaron a este municipio. 

Por lo pronto, el festejo es justificado motivo de euforia para todos en esa demarcación sureña donde también gobierna el PRI.

Hay que destacar que tanto PAN como PRD han restado importancia política a ese municipio de Bacalar, dejando el campo libre al PT, cuya participación en la elección del pasado siete de julio fue decorosa, tomando en cuenta la debilidad de ese partido de la chiquillada.

Pero la nula presencia de los partidos de oposición más representativa no debe relajar a un PRI que tiene que responder con resultados positivos, y el alcalde José Alfredo “Chepe” Contreras marcha en la dirección correcta, palpando las necesidades de su pueblo.

Lo que es muy importante es que la población coseche los beneficios de un gobierno altamente efectivo, y que será ejemplo para los presidentes municipales que no hagan su labor en la forma adecuada.

Y aquí hemos tenido muchos ejemplos de norte a sur, cuyos alcaldes han sido reprobados en las urnas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios