19 de Octubre de 2018

Opinión

Tripas corazón

Entre la fuga de El Chapo y el continuo aumento del dólar ya uno no sabe ni qué pensar.

Compartir en Facebook Tripas corazónCompartir en Twiiter Tripas corazón

Hay tres temas que dicen que no se deben tocar: futbol, política y religión. Veamos.

Aquel “Piojo” que tantas alegrías nos dio en el Mundial de Brasil del año pasado terminó de cavar su tumba en dos semanas. Primero con el mal desempeño de la Selección Nacional en la Copa Oro que, aunque se ganó, no significó mucho orgullo nacional porque en el partido de la semifinal se marcó un penal a favor de México que, dicen los expertos, no lo era y la Selección se aprovechó de ello. Esa falta de juego limpio no fue bien vista por los aficionados. 

Y después, el pleito entre Martinolli, comentarista deportivo, y Miguel Herrera, director técnico de la Selección Nacional, trascendió y se convirtió en un altercado físico en un aeropuerto, lo que resultó en el despido del “Piojo”. La gente no lo condena ni lo celebra; más bien se ha convertido en tema de protesta con el actuar del gobierno mexicano. 

-Está un señor platicando con el secretario de Gobernación y el secretario de Hacienda y les dice: “Deberían seguir el ejemplo del Piojo”. A lo que ellos responden: “¿Cuál? ¿Dejar nuestros puestos o golpear a quienes nos critican?”. 

Entre la fuga de El Chapo y el continuo aumento del dólar ya uno no sabe ni qué pensar, aunque nos quieran vender la idea de que, gracias a que el dólar está caro, las exportaciones generan más ganancias y el turismo aumentará. 

Con tanta crítica, se hizo un evento multitudinario entre priistas para que el presidente no se sienta solo ni abandonado. EPN aprovechó para decirle a los que andan haciendo bulla que mejor se pongan a trabajar y dejen de autopostularse para la Presidencia. Por supuesto, los grandes analistas del país no dejaron pasar el tema y empezaron a identificar a quienes están en la jugada para aspirar en el 2018: Miguel Ángel Osorio Chong, Luis Videgaray, Manlio Fabio Beltrones, José Antonio Meade, Aurelio Nuño y Eruviel Ávila.  

Y aunque Ivonne Ortega dijo en cadena nacional que, si la gente le pide que sea presidenta, ella no se raja, parece que nadie más que sus seguidores la tiene como competidora, lo que nos recuerda que Yucatán es una parte pequeñita de nuestro querido país. 

Por cierto que ella asistió al inicio del ministerio de Mons. Gustavo Rodríguez Vega, nuevo Arzobispo de Yucatán, yo me imagino que en calidad de amiga de él, y que nos la abuchean. Lo que no queda claro es si la abuchearon por que ya no la quieren o porque se le olvidó que ya no es autoridad y quiso mantener ese estatus sí o sí. A mí me faltó el video en donde nos presentan a alguna señora devota que con sus oraciones hace que Yucatán esté seguro y libre de todo mal, amén.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios