20 de Abril de 2018

Opinión

Tú decides...

El éxito necesita ser total, porque si se tiene éxito en la profesión, pero la vida personal es un desastre, no se es [email protected], ya que faltará llenar un aspecto vital.

Compartir en Facebook Tú decides...Compartir en Twiiter Tú decides...

Las puertas que abrimos y cerramos cada día deciden la vida que llevamos.- Florence Whittemore, escritora

Todo el mundo puede equivocarse. Los errores no significan fracasos, ni que somos tontos. Uno no nace sabiendo y los errores nos dan la oportunidad de aprender y acumular experiencias. Hay que aceptar cuando nos equivocamos, reflexionar al respecto con humildad y aprender del fallo para seguir avanzando.  Al volver a intentarlo tendremos resultados mejores, a eso le llamamos: “éxito”.

De todas maneras, en la vida hay que estar tomando decisiones; se comienza por las más sencillas y va aumentando el grado de dificultad conforme pasa el tiempo; así, se adquiere confianza y se aprende a pensar y analizar antes de tomar decisiones significativas. 

Como cualquier habilidad, la toma de decisiones se perfecciona con la práctica. En realidad, es recorrer el camino del autodescubrimiento, que incita al desarrollo humano. En este camino que es tan largo, tanto como los años de vida, hay que revisar: el autoconcepto, la autoimagen, la autovaloración, la autoestima y la autorrealización. Como se podrá constatar, estos puntos no son para revisarlos algunas veces, sino para hacerlo muy a menudo, ya que determinan, en mucho, nuestra vida. 

El éxito es un concepto bastante subjetivo. Cada quien tiene su propia idea de lo que significa. Unos lo basan en el dinero, en el poder, en la posición y el estatus. Otros, en vivir tranquilamente, sin deudas, sencillamente. Hay para quienes el éxito está en conseguir el amor o bien el equilibrio, contando con una “seguridad” y estabilidad tanto material como espiritual. Para mí, mi éxito está en satisfacer mis necesidades básicas y espirituales, sentirme realizada con lo logrado hasta el día de hoy, gratificada, amada, agradecida a la vida y a Dios. 

El éxito necesita ser total, porque si se tiene éxito en la profesión, pero la vida personal es un desastre, no se es [email protected], ya que faltará llenar un aspecto vital, y, al contrario, si la vida personal es buena pero escasa en ingresos, frustrante en las aspiraciones y logros, tampoco se gozará de una vida exitosa. 

Es posible alcanzar verdadero éxito en  los aspectos importantes de la vida si se conjugan: talentos y fortalezas; un deseo apasionado por lograr las metas; elegir a las personas que nos rodean, y contar con determinación y persistencia. Todo depende de lo que tú quieras para ti... ¡tú decides!  

¡Ánimo! Hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios