14 de Diciembre de 2017

Opinión

Turismo, nido de burócratas

El titular de Turismo improvisó esta nueva Subsecretaría para incorporar a un familiar, sin que Marrufo González tenga las tablas que justifiquen su aterrizaje en esa posición tan confortable.

Compartir en Facebook Turismo, nido de burócratasCompartir en Twiiter Turismo, nido de burócratas

¿Se vale que la Secretaría de Turismo, cuyo titular es Juan Carlos González Hernández, cuente con cuatro Subsecretarías de adorno? Son las de Operación, Innovación y Calidad, Planeación y Desarrollo y Promoción. Esta última no formaba parte del organigrama aprobado en 2009, y fue asignada a Raúl Fernando Marrufo González, sobrino de Luis González Flores, secretario de Gobierno.

El titular de Turismo improvisó esta nueva Subsecretaría para incorporar a un familiar, sin que Marrufo González tenga las tablas que justifiquen su aterrizaje en esa posición tan confortable, donde no se tienen que rendir cuentas a la opinión pública.

Por la vocación natural de nuestro estado la Secretaría en la materia debe contar con un equipo especializado, pero por nada del mundo esta justificada prioridad debe ser la excusa para colocar a elementos decorativos dedicados a vegetar y asimilar muy buenos sueldos, con gastos de representación y todo lo demás.

Sobre todo, no hay que utilizar cargos públicos para beneficiar a familiares por sus pistolas, sin que la Contraloría de Gobierno se dé por enterada de esta grave anomalía.

Tampoco el Secretario de Turismo ha sido muy activo y efectivo que digamos, por lo que sus cuatro Subsecretarios de adorno siguen ese ejemplo de relax.

Pero el crecimiento burocrático está a su máxima expresión en el resto de la dependencia, ya que de nueve directores de su organigrama original pasó a 16, con responsabilidades que se duplican y sobre todo sin acciones tangibles.

De hecho, por sus resultados la Secretaría de Turismo no justifica ese elevado número de burócratas, muchos de ellos sin el perfil adecuado, por lo que son ante todo un estorbo, aumentando el despilfarro vil.

Pero la Secretaría de Turismo del Estado de Quintana Roo equivoca del todo su encomienda, ya que considera que su tarea se limita a atender los destinos norteños de sol y playa –de Cancún a la Riviera Maya, incluyendo Cozumel–, descuidando tareas como La ruta de las iglesias de los municipios mayas de Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos, donde dicho sea de paso también existe un sobrado potencial turístico.

Investigación a fondo en salud pública Rey Esteban Díaz Delgadillo era médico adscrito al centro de salud de Nicolás Bravo, pero fue separado del cargo por un presunto acto de negligencia que provocó la muerte de un paciente.

Y es que los familiares le pidieron al galeno que atendiera al enfermo a domicilio, pero Díaz
Delgadillo se negó.

Trascendió que el galeno intentó dialogar con el director de la Jurisdicción Sanitaria número 1, Norberto Martín Arteaga, pero este le negó el derecho de audiencia, contribuyendo al  linchamiento de Díaz Delgadillo, quien tan sólo intentó dar su versión de los hechos.

La investigación debe ir a fondo, y para ello es necesario contar con una Comisión local de Arbitraje Médico.

(Edición: Florencio Sabido)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios