18 de Diciembre de 2018

Opinión

Un caso de bullying con final feliz

Contra lo que pueda pensarse, en las escuelas militarizadas puede haber novatadas, pero no bullying.

Compartir en Facebook Un caso de bullying con final felizCompartir en Twiiter Un caso de bullying con final feliz

El reconocimiento del secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor, de que los casos de bullying en las escuela van en aumento debe llamar la atención a la sociedad, principalmente a los padres de familia, primeros responsables de la educación de sus hijos, y luego a los maestros.

MILENIO NOVEDADES ha documentado hechos recientes en los que incluso un niño de secundaria perdió la vida. Hace un par de años vivimos en una escuela de Mérida el siguiente episodio. Un chico de primero de preparatoria –a quien llamaremos “René”–  fue emplazado a Consejo de Honor por las frecuentes burlas hacia un compañero de clase –“Arturo” – que era un poco retraído pero buen estudiante. 

Estaba por concluir el ciclo escolar y “René” sabía que comparecer ante el Consejo de Disciplina significaría perder el año. Habló con los directivos y esto fue lo que ocurrió una mañana de mayo: Acompañado de sus padres y ante la comunidad escolar, entre lágrimas y sollozos pidió disculpas a “Arturo” por hacerlo blanco de sus burlas, y a sus padres por hacerles pasar ese penoso momento. 

Mientras la madre de “René” lloraba, el padre del chico dijo que se sentía orgulloso de tenerlo como hijo. Reconoció el valor de su muchacho por admitir su mal comportamiento ante compañeros y maestros, pero también que quizás ellos habían fallado como padres. Le ofreció a su hijo todo el apoyo y refrendó su confianza en la escuela.

“Arturo” aceptó las disculpas y los chicos se dieron la mano, literalmente y en los hechos porque luego forjaron una buena amistad basada en el respeto, uno de los valores que, junto con la disciplina y la excelencia, están inscritos en el lema del Instituto Militarizado del Sureste.

Hoy, ambos estudiantes están por egresar al concluir su preparatoria.

Y es que, contra lo que pueda pensarse, en las escuelas militarizadas puede haber novatadas, pero no bullying, y esto pese a que muchos padres llevan a estas escuelas a hijos-problema, cuando el problema puede estar en ellos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios