21 de Septiembre de 2018

Opinión

Un delegado de resultados

El delegado del Issste, Carlos Hernández Blanco, entregó muy buenas cuentas al rendir su primer informe...

Compartir en Facebook Un delegado de resultadosCompartir en Twiiter Un delegado de resultados

El delegado del Issste, Carlos Hernández Blanco, entregó muy buenas cuentas al rendir su primer informe de labores este miércoles, en el Centro Internacional de Negocios y Convenciones de Chetumal. Más allá del poder de convocatoria –destacable en el plano político–, vale resaltar el impulso que este quintanarroense ha dado a una instancia que ha tenido una imagen maltrecha y devaluada en extremo, y que ha reportado una significativa mejoría en pocos meses.

Florentino Castro López, director de prestaciones económicas, sociales y culturales, acudió en representación del director general, Sebastián Lerdo de Tejada Covarrubias. Y su impresión del trabajo del delegado fue positiva, como favorable fue su diagnóstico del equipo que acompaña a Hernández Blanco, quien no arribó a esa posición burocrática para nadar de a muertito, ya que sus estadísticas y datos sin maquillaje dan cuenta de un trabajo intenso y con objetivos tan perseguidos en décadas, al menos en el discurso. La calidad en el servicio ha sido una aspiración que ha pasado al terreno de lo tangible. 

Esa trayectoria ha trazado Carlos Hernández Blanco, cuyo equipo se ha comprometido en esta complicada tarea que derramará sus beneficios en los derechohabientes y sus familias.

Pero además haber cortado de tajo los subejercicios presupuestales –inaceptables cuando se habla de un área donde es urgente la inversión– es un logro enorme que traerá enormes beneficios en materia de infraestructura y equipo médico.

Mucho hay por hacer en el Issste en Quintana Roo, pero Carlos Hernández Blanco y su equipo van por el camino correcto.

Regidores en el anonimato

En el Ayuntamiento capitalino el solitario regidor del PRD se ha rezagado, dejando todo el campo libre a los tres regidores del PAN encabezados por su ex dirigente estatal, José Hadad Estéfano. Porque el perredista Federico Hernández Amador no concluye su fase de aprendizaje, habitando el más gris de los anonimatos.

Como se sabe, Federico Hernández fue sembrado como candidato a la alcaldía a las 11:45, tan sólo para que ocupara una regiduría intrascendente en sus manos, como ha ocurrido con Ever Palomo Canto, de Nueva Alianza.

Porque la participación del PRD fue una pantomima en la pasada elección del siete del julio, sobre todo en la batalla por la alcaldía capitalina. En el municipio han detonado expedientes que deben ser atendidos por los regidores en sus respectivas comisiones, pero muchos asumen que su tarea es permanecer como espectadores que descienden de las gradas cada quincena.

Y el PRD ha tenido la peor representación en Othón P. Blanco, cuya capital nunca ha estado en la lista de prioridades para su dirigencia estatal refugiada en Cancún

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios