15 de Agosto de 2018

Opinión

Un grito de justicia en Chetumal

Cientos de chetumaleños salieron a la calle la tarde de este miércoles para exigir que la maquinaria de la procuración...

Compartir en Facebook Un grito de justicia en ChetumalCompartir en Twiiter Un grito de justicia en Chetumal

Cientos de chetumaleños salieron a la calle la tarde de este miércoles para exigir que la maquinaria de la procuración de justicia no se paralice en el pantano de intereses nauseabundos, para investigar con máxima efectividad y llevar ante el juez a los asesinos del ingeniero Octavio Augusto Góngora Jiménez  y la maestra Arena Palacios Valdez, quien tenía siete meses de embarazo.

No es común este tipo de manifestaciones en una capital del estado que ha sido invariablemente pasiva y nada solidaria con familiares de victimas. Pero la marcha ejemplar de chetumaleños es una manifestación que representa un viraje de 180 grados, metiendo presión al Procurador de Justicia, Gaspar Armando García Torres, quien tiene en sus manos el caso más delicado en toda su gestión tan complicada.

Porque casos de esta naturaleza han puesto en jaque al Procurador en turno, quien ha aligerado su carga de presión con el paso de los días. Ejemplo de ello: la muerte de una niña chetumaleña que fue ultrajada, y cuyo cadáver fue abandonado en un lote baldío.

En esa ocasión la Procuraduría de Justicia procedió metiendo las cuatro patas, lanzando por la borda pruebas contundentes para cerrar el caso con final de reclusorio. La familia de la pequeña perdió con el tiempo toda esperanza de justicia, dominada por la impotencia.

En cambio, la ejecución de la pareja tiene otros ingredientes explosivos, ya que ha sido involucrada la Juez Sexto de Distrito, María del Socorro López Villareal, quien presuntamente tiene vínculos afectivos con Walter Villanueva, su subordinado en el Juzgado y señalado como culpable por la muchedumbre.

Tal linchamiento moral de Walter Villanueva ha sido atizado por su prolongada desaparición, aparentemente conservando en su poder a su hijo de siete años., Ian Jaili Villanueva Palacios.

Al Procurador de Justicia no le perdonarán una investigación superficial o endeble, sobre todo por el hecho de ser un chetumaleño que ha sido efectivo en otros episodios sumamente complicados.

Oposición de adorno en el Legislativo

La oposición panista y perredista se ha desintegrado en el Congreso del Estado, alcanzando tonos grises muy intensos. Porque ni siquiera estos legisladores tomaron la batuta para proponer por su cuenta el punto de acuerdo para pedir que no aumente el IVA del 11 al 16 por ciento.

Si no tienen capacidad de reacción inmediata en asuntos clave como estos, ¿qué se puede esperar en lo sucesivo? Por lo pronto, se confirma que los diputados de oposición serán un cero a la izquierda.

Y pensar que en campaña proyectaron otra imagen. Lo bueno es que ya conocemos desde ahora sus alcances reales. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios