20 de Noviembre de 2018

Opinión

Un paraíso en el desierto: Mexicali después del sismo

A tres años del suceso, la ciudad orgullosamente es sede nuevamente del más importante festival de Rock Progresivo.

Compartir en Facebook Un paraíso en el desierto: Mexicali después del sismoCompartir en Twiiter Un paraíso en el desierto: Mexicali después del sismo

El domingo de Pascua del cuatro de abril de 2010, a las 15:40 horas, un cataclismo estremeció por noventa segundos el suelo, partiendo desde el cerro Mayor, continuando por la sierra Cucapá, hasta el cerro del Centinela, pasando por el volcán dormido de Cerro Prieto. El Valle de Mexicali, Baja California, acusó los efectos de un terremoto de 7.2 grados en la escala de Richter... 

Así se lee en el extraordinario documento gráfico “4 de abril. Mexicali después del terremoto 2010” del periodista investigador Antonio Magaña González, colaborador de los periódicos “Frontera” de Tijuana y “La Crónica” de Baja California. Con Magaña colaboran Alberto de la Hoya, Sergio Haro y Rafael Pérez Limón, en la fotografía.
En sus páginas el relato del desastre, sufrimiento y valentía de los cachanillas. El coraje para salir de la devastación y edificar un Mexicali hermoso que brilla hoy por su pujanza y crecimiento, vecino a Calexico, frontera con los Estados Unidos.  

A tres años del suceso, Mexicali orgullosamente es sede nuevamente del más importante festival de Rock Progresivo en el mundo: El Baja Prog, que reúne en cuatro días  a dieciséis grupos de diferentes países. La pasión y el orgullo del equipo de  Alfonso Vidales (Notario cinco de la ciudad) se vuelve un ejemplo que asombra por decimotercera ocasión al mundo musical, con la calidad entusiasta, el cariño y el trato cordial que brindan los lugareños a los visitantes.

Estoy seguro de que Mérida reúne todas las condiciones para presentar bandas de calidad mundial, así que tocaré las puertas necesarias para proponer la realización del primer “Maya Prog”, sentar las bases que coadyuven a aumentar la estancia de turistas en nuestra bella ciudad, dar oportunidad a los jóvenes de convivir con maestros intérpretes y propiciar el arte progresivo en músicos locales.

Mientras, continuaré mis vacaciones con el gozo de extraordinarios músicos, carnes deliciosas y la amplia variedad de cerveza artesanal que se produce en Baja California. Ya regreso.
 Vaya biem.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios