27 de Mayo de 2018

Opinión

Un trabajador apasionado de la arqueología

Antonio Ucán, también conocido como el Mais, ha participado en proyectos como el de la brigada volante de restauración por el sur del estado.

Compartir en Facebook Un trabajador apasionado de la arqueologíaCompartir en Twiiter Un trabajador apasionado de la arqueología


Cuando estamos explorando un edificio desplomado, siempre surge la pregunta: ¿quién fue el edificador de tal monumento? Como arqueólogos hay interrogantes que aún no podemos responder. 

Pero sí podemos responder quién fue el participante activo en la restauración de los edificios que con gran pasión, ingenio, destreza y toda una estrategia dio seguimiento al desarrollo de la restauración de muchos edificios prehispánicos.  

Hoy nos referiremos al Sr. Antonio Ucán, también conocido como el Mais. Antonio tiene 62 años de edad y es originario de la ciudad de Oxkutzcab. Comenzó a trabajar en la restauración de edificios prehispánicos hace 45 años y entre los sitios en que ha laborado destacan las zonas arqueológicas de Quintana Roo: El Rey en Cancún, San Gervasio en Cozumel,  Playa del Carmen, Tulum, Calica y Xcaret.

En Yucatán ha participado en proyectos como el de la brigada volante de restauración por el sur del estado, en los sitios que no están abiertos al público, entre los que destaca el sitio de Rancho Pérez. Ha participado en el proyecto Uxmal desde 1980 y en varios salvamentos arqueológicos en la región de Umán.    

Antonio es agricultor y tiene plantaciones diversas en cien hectáreas de terreno, pero combina bien su trabajo de agricultura con su participación en los proyectos arqueológicos.

Entre los hallazgos que lo atrajeron y lo absorbieron en este mundo de la arqueología está el salvamento arqueológico, en el cual participó,  recuperando grandes vasijas completas en el interior de una caverna. Otro hecho fue el de haber explorado en Xcaret más de cincuenta entierros con osamentas muy conservados y manteniendo su forma anatómica. 

Hoy le ha impresionado el hecho de usar aditivos vegetales para lograr el fraguado de morteros a base de cal.

Durante más de cuarenta años, Antonio Ucán se ha desempeñado con mucha responsabilidad y realizado con orgullo su trabajo y con la intención siempre de transmitir sus experiencias y aconsejar a sus compañeros de trabajo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios