25 de Septiembre de 2018

Opinión

Una actitud “gandalla”

En las largas filas que en días pasados se formaron a las puertas del DIF en Progreso se podía ver a personas que llegaban en lujosos vehículos en busca de un cobertor.

Compartir en Facebook Una actitud “gandalla”Compartir en Twiiter Una actitud “gandalla”

El frío  que a causa de los nortes se registra en Yucatán, en particular en Progreso, da pie a una actitud “gandalla” de algunos ciudadanos que, teniendo recursos para adquirir un cobertor, se empeñan en obtener uno por cuenta de dependencias como el DIF o de otras instancias, quitando así la oportunidad de que lleguen a  personas que realmente lo necesitan.

En las largas filas que en días pasados se formaron a las puertas del DIF en Progreso se podía ver  a personas que llegaban en lujosos vehículos  en busca de un cobertor.  Antes el asunto era peor, ya que reiteradamente se escuchaba que, al hacerse entrega de ayudas por medio  de lideresas, éstas se hacían “como que la virgen les habla” y no las entregaban, aun a sabiendas de que a la persona a la que estaban destinadas realmente las necesitaba.

La lista sigue con empleados del Ayuntamiento que aun siendo pescadores, mientras estén en su plaza, no pueden obtener los beneficios del programa de apoyo por la veda del mero, pero lo intentaron.

El director de desarrollo agropecuario y asuntos ejidales, Eduviges Navarro, ya informó al alcalde de la situación para que tome cartas en el asunto.

Ahora sí que, como dice aquel comercial, ¿tenemos el valor, o nos vale…?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios