10 de Diciembre de 2018

Opinión

Una capital desalojada

Dirigencias estatales de partidos políticos –salvo el PRI– y delegados federales en su gran mayoría, fueron el primer indicador de una mudanza política y burocrática...

Compartir en Facebook Una capital desalojadaCompartir en Twiiter Una capital desalojada

Dirigencias estatales de partidos políticos –salvo el PRI– y delegados federales en su gran mayoría, fueron el primer indicador de una mudanza política y burocrática que comenzó a concentrarse en Cancún, favorecido justamente en este proceso electoral con la redistribución de distritos, arrebatados a zonas con escasa población, criterio predominante en la adjudicación de tales posiciones de representación, no muy efectiva en los hechos que digamos.

Con cuna sureña, el PRD tuvo una certera lectura del momento a mediados de la década de los 90 para establecerse en ese polo turístico. Desde entonces, ningún chetumaleño ha tomado las riendas de ese partido a nivel estatal.

Baste un antecedente: en el proceso de 1993, para la elección de gobernador, el PRD postuló por primera y única vez a una figura de la capital: el abogado Carlos Angulo Oliva.

Desde entonces los candidatos de ese partido han sido exclusivamente de Cancún, tendencia que predominará sin duda en el próximo proceso.

El PAN ya no recuerda cuándo postuló por última vez a un chetumaleño como su candidato a la gubernatura, aunque la dirigencia ha escapado ocasionalmente al control del Club de Cancún. Prueba de ello, el ascenso de José Hadad Estéfano, candidato a la alcaldía capitalina.

Con sus excepciones, los delegados federales tienen su centro de operaciones en Cancún, aunque algunos tienen una función decorativa, como ocurre con la PGR, cuyas funciones ha asumido la Procuraduría de Justicia del Estado.

Un ejemplo simple sirve para definir la nueva realidad de las delegaciones: el IMSS tiene en Chetumal una encargada del área de prensa con funciones muy limitadas, ya que la jefa suprema despacha en Cancún.

El nuevo mapa distrital ha sido otro duro golpe para el sur, ya que Cancún tiene seis distritos electorales en sus dominios, pero además por su peso poblacional se adjudicó otros dos, cuyas cabeceras se encuentran en los municipios de Lázaro Cárdenas e Isla Mujeres.

A ello se suma el predominio de norteños en la lista de diputados plurinominales, aunque Nueva Alianza tuvo el acierto de postular al holboxeño Emilio Jiménez Ancona como primero en la lista. Pudo ser peor, ya que en esta Legislatura el partido de la profesora Elba Esther cuenta con el cancunense Manuel Tzab Castro.

De todos modos, es previsible que Cancún tenga un peso enorme en el Congreso local, independientemente de su filiación partidista. El control de la Presidencia de la Gran Comisión es otro tema, necesariamente candente.

La nueva realidad coloca en desventaja al político de la capital del estado, obligado a disputar menos diputaciones al ser desamparado por el porcentaje poblacional. Y la tendencia es negativa para la capital del estado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios