10 de Diciembre de 2018

Opinión

Una ciudad con alma

No podría ser de otra manera. Vivimos en una ciudad con historia, valores y cultura que es cosmopolita y al mismo tiempo tradicional.

Compartir en Facebook Una ciudad con almaCompartir en Twiiter Una ciudad con alma

Nada mejor que iniciar el año valorando el lugar donde vivimos. De eso se trata el conmemorar el 471 aniversario de la fundación de nuestra Mérida.  A los sentidos de propios y extraños una de las ciudades más bellas. Sentimiento de pertenencia y orgullo por esta ciudad que compartimos por igual los que aquí nacimos y los que en ella vivimos. Quizás más acendrado para los que en algún tiempo hemos tenido que ausentarnos de ella.

No podría ser de otra manera. Vivimos en una ciudad con historia, valores y cultura que es cosmopolita y al mismo tiempo tradicional. Con servicios educativos, comerciales y de salud de primera. Una ciudad cuyos olores, sabores y colores son -por lo general- un canto a la vida.

Buen momento para valorar la seguridad con que vivimos en esta ciudad y en nuestro Estado.  Y es que en este tema, como en muchos otros, no hay batallas ganadas para siempre. Saber de la inseguridad que se sufre en otras ciudades debe ser motivo para que no bajemos la guardia y participemos en la exigencia y colaboración con las autoridades, que permitan continuar gozando una ciudad tranquila.

Mérida la ciudad que –dejando atrás serias deficiencias– empieza a rescatar los buenos servicios públicos municipales. Con pendientes que aún no permiten alcanzar la calidad de períodos anteriores pero que, sin duda, se recuperan con una mejor administración pública y con la participación ciudadana. Habrá que estar atentos a que se siga este camino.

Buen momento para acrecentar el compromiso con la ciudad. Si todos disfrutamos de Mérida, todos debemos hacernos cargo de cuidarla en sus valores, en su limpieza, en su orden.  Una ciudad no debe ser solamente acumulación de obras materiales; hay que darle alma y este ingrediente sólo se lo imprimen la alegría, la responsabilidad, el compromiso, los valores de quienes en ella habitan. No hay buena ciudad sin buenos ciudadanos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios