21 de Septiembre de 2018

Opinión

Una decisión acertada

El cambio de sede de Carnaval favorece a todos: la gente está más segura y se cuida el patrimonio de la ciudad.

Compartir en Facebook Una decisión acertadaCompartir en Twiiter Una decisión acertada

Permítame empezar esta columna felicitando a Renán Barrera por el cambio de sede del Carnaval de Mérida. Hay que reconocer que en este tema el alcalde mostró decisión. Se hizo en un lugar diseñado especialmente para ese tipo de eventos, fue más seguro, con artistas atractivos y con mucha gente. Se reportó un aumento en el número de asistentes, que confirmó lo que ya veníamos diciendo desde hace tiempo: a la población, más que importarle el lugar, le importan la fiesta, la diversión y los artistas que vengan. 

Y es que a pesar de que el primer día cerraron algunas calles del centro, ¿a poco no disfrutó el Paseo de Montejo en estos días? Mucho se habló de un boicot, yo no se si así fue o no, pero qué flojera, ¿no cree? Honestamente, este cambio de sede favorece a todos: la gente está más segura, se cuida el patrimonio de la ciudad y las autoridades ya no van a tener que enfrentarse a esa decisión que año tras año se ponía en la mesa. Un problema menos.

Pero si nos ponemos maquiavélicos, yo hubiera aconsejado reforzar el Carnaval de Progreso, que, desde mi punto de vista, es el escenario perfecto para este tipo de eventos: sol, mar, malecón, calor, cerveza, ¿qué más quieren? Según me dijeron en el puerto, la afluencia de visitantes este año fue mucho mayor, casi cincuenta mil personas más. Si de verdad querían hacer boicot, le hubieran invertido más a Progreso con mejores artistas y se hubieran llevado a todos para allá. 

Y en otros temas, mañana es el Día de la Mujer y sigo sin encontrarle la utilidad a esta fecha. Se supone que buscamos igualdad, ¿no? Lo digo todos los años, las mujeres no necesitamos concesiones por nuestro sexo, necesitamos espacios y oportunidades porque somos capaces. 

En el PAN, de cara a las próximas elecciones, se están llevando a cabo comicios internos para elegir candidatos.

En el norte del país, a varios hombres elegidos democráticamente por su partido les han quitado la candidatura porque hacen falta mujeres. En el PRI tenemos a todas las secretarias generales del partido (de los comités estatal y municipales, del frente juvenil, las del OMNPRI, etc.) que están de adorno y salen muy bonitas en las fotos. ¿Y qué tal el caso de Pepe Blanco/ María del Carmen Ordaz?

Ese tema de la equidad de género nos ha dejado muy mal paradas a las mujeres porque da la impresión de que no hay personas del sexo femenino preparadas y en su lugar ponen a la que está más cerca. Los gobiernos deberían instaurar un fideicomiso que otorgue becas a niñas.

Está comprobado que si ellas estudian y salen adelante, siempre van a regresar a ayudar a sus comunidades. Estas niñas preparadas, inteligentes y fuertes no necesitarán quien les “de chance” por ser mujeres, porque ellas solitas sabrán ganarse las oportunidades. Sin duda, esa es una mejor inversión.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios