18 de Diciembre de 2017

Opinión

Una mala promoción

Un baile privado impide lo más elemental: caminar libremente por sus calles porque alguien se convirtió literalmente en dueño.

Compartir en Facebook Una mala promociónCompartir en Twiiter Una mala promoción

Cuando prepara sus maletas para realizar un viaje, lo primero que mete es la ilusión que le inyecta la simple idea de vacacionar, de conocer otros lugares, de visitar sus edificios emblemáticos y, por supuesto, el centro de la ciudad, donde espera encontrarse cosas maravillosas, no con un baile privado que le impide lo más elemental: caminar libremente por sus calles porque alguien se convirtió literalmente en dueño, aunque sea por unas horas, del primer cuadro.

En  colonias populares los vecinos cierran las calles para hacer sus fiestas. La algarabía no está en discusión, la imagen que le imprime el festejo a la colonia sí, porque la deteriora.

¿Cómo lograr el posicionamiento de Mérida como un destino turístico cultural atractivo en el plano nacional e internacional, si en lugar de promover cultura ofertamos el espacio al mejor postor?

El 20 de diciembre ya está programado el cierre de la calle 60 entre 61 y 63 de 7 a 8 de la noche. ¿El motivo? La representación del Juego de Pelota maya o Pok Ta Pok, en el marco de los 5 Milenios de Historia Maya como parte de la celebración del fin de la Cuenta Larga o 13 Baktún. Eso lo justifica, tal vez, pero otra fiesta más de carácter privado no se debe permitir. ¿O me equivoco señor alcalde?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios