20 de Abril de 2018

Opinión

Una vergüenza nacional

Si alguien pensó que el gobierno de Carlos Mario en el Ayuntamiento capitalino no podía caer más bajo, se equivocó totalmente...

Compartir en Facebook Una vergüenza nacionalCompartir en Twiiter Una vergüenza nacional

 

Si alguien pensó que el gobierno de Carlos Mario en el Ayuntamiento capitalino no podía caer más bajo, se equivocó totalmente, pues además de la crisis económica y laboral que se vive en el municipio, desde hace un par de días Chetumal cobró una vergonzosa fama a nivel nacional por no pagar sus deudas, lo que ha catapultado de golpe al hijo de Mario Villanueva como el peor alcalde del país.
 
Y es que la calificadora de prestigio internacional “Fitch Ratings” mandó a lo profundo del  abismo al Ayuntamiento capitalino, al ponerle la peor calificación posible, una espantosa D, que significa que son unos mala pagas consumados.
 
Desde el inicio del gobierno de Carlos Mario la falta de pago a créditos corrientes hizo descender su calificación a BBB positivo, la cual al poco tiempo volvió a bajar a BBB negativo.
 
Pero luego de adquirir casi una decena de nuevos préstamos y no pagar ni siquiera los intereses, Chetumal es catalogado en este momento como un Ayuntamiento moroso.
 
Por su parte, Carlos Mario se aferra al viejo dicho de “debo, no niego, pago, no tengo”, y sigue esperando que algún banco no se fije en el pequeño detalle de la pésima calificación crediticia y les otorgue el préstamo de 272 millones de pesos, el cual, asegura, será su salvación.
 
Tan crítica es la situación del Ayuntamiento chetumaleño que sirvió como el mejor ejemplo de endeudamiento excesivo al nuevo Secretario de Hacienda federal, Luis Videgaray, quien afirmó de manera tajante que el gobierno de Enrique Peña Nieto no rescatará ni a estados, ni a municipios, “incluyendo a Chetumal”.
 
Videgaray dijo que son ocho los municipios quebrados a nivel nacional, pero el único que mencionó con todas sus letras, ubicándolo a la cabeza de los ayuntamientos mala paga, fue justamente Chetumal.
 
El titular de Hacienda fue demoledoramente claro: no se dará ni un peso a los municipios para que paguen sus deudas, y lo único que el gobierno federal le ofrecerá a Carlos Mario son asesorías para que maneje correctamente sus finanzas.
 
“Estamos en la mejor disposición de estar cerca de los alcaldes, de los tesoreros y de darles nuestra opinión que es lo que se puede hacer, y a través de los diversos instrumentos de la banca de desarrollo poder trabajar con ellos en planes para que reestructuren sus pasivos si así lo solicitan”, señaló.
 
Mientras, la capital quintanarroense es el hazmerreír nacional, Carlos Mario y el tesorero Joel Sauri Galué juegan con la opinión pública engañando a la sociedad al afirmar que los bancos no les han dado el préstamo de 272 millones por la lentitud de los “procesos internos”, negando la realidad: que son unos irresponsables mala paga. ¿No será esta la causa de la intempestiva arritmia cardíaca del alcalde?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios