17 de Enero de 2018

Opinión

V Tiempo: A través de la imaginación (4)

La libertad de expresión y estilo se manifestó gráficamente en los dibujos y pinturas que los niños realizaron en un muro.

Compartir en Facebook V Tiempo: A través de la imaginación (4)Compartir en Twiiter V Tiempo: A través de la imaginación (4)

A través de la imaginación consistió en un taller de manga impartido a niños de entre 9 y 11 años en la comunidad de Santa Elena, Yucatán. Este ejercicio dio como resultado una “pinta” en un muro, cuya coordinación artística estuvo a cargo de Patricia Valdez y Tábata Flores. 

El taller se creó a partir de la convivencia previa con la comunidad, posteriormente se planteó el objetivo de reactivar la tradición oral, recuperando los relatos que los niños compartieron y que asimilaron de sus abuelos, familiares, vecinos, amigos, etc.

La libertad de expresión y estilo se manifestó gráficamente en los dibujos y pinturas que los niños realizaron en un muro. Los relatos fueron el fundamento que nutrió la creatividad de los jovencitos, quienes conceptualizaron sus escenas plasmando a sus personajes originales en el muro; destacaron las leyendas del pueblo pero vistas desde su propio punto de vista, en su vivir imaginativo y cotidiano.

También se notó una relación entre el gore y las leyendas yucatecas, ya que los niños expresaron casos de desmembramiento y mutilación por parte de los personajes desarrollados en el imaginario de la tradición oral.
Algo que nos llamó la atención fue la manera de expresar la sexualidad, ya que al pedirles que dibujaran un personaje muchos optaron por hacer uno mitad mujer mitad varón, al que denominaron “mujembre”.
Pero las leyendas dejan un final abierto a la historia, ya que plantea la posibilidad de que la realidad y la ficción se crucen al momento de suceder la tragedia.

La leyenda de “tijeras ok” (ok en maya significa pierna) es para analizarla en cuanto a las relaciones surgidas: El Tijeras ok es un tipo muy alto con piernas de tijeras, que se para en la esquina del palacio municipal de Santa Elena. Si algún habitante tiene la mala fortuna de pasar por ahí a las 12 de la noche solo, “tijeras ok” lo cortará a la mitad causándole así la muerte si la persona no es trasladada de inmediato con algún jmen (sacerdote maya) de la región.

Podemos decir que este es otro fragmento del proyecto general en donde se desarrolla esta magnífica labor de Patricia y Tábata, que, por un lado, se traduce en una maravillosa forma de recuperar y mantener viva la tradición oral y, por otro, se crea otra manera de representarla y sobre todo entender como la expresan los niños desde esta etapa de la vida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios