23 de Septiembre de 2018

Opinión

Las vacaciones y la contaminación

Con el inicio de las vacaciones de Semana Santa y Pascua, también da inicio un incremento en la generación de residuos sólidos, principalmente en los puertos yucatecos.

Compartir en Facebook Las vacaciones y la contaminaciónCompartir en Twiiter Las vacaciones y la contaminación

Con el inicio de las vacaciones de Semana Santa y Pascua, también da inicio un incremento en la generación de residuos sólidos de manera principal e importante en los puertos yucatecos. Como ejemplo le puedo compartir que el municipio de Progreso genera entre 50 y 52 toneladas de residuos sólidos revueltos (basura) por día en época normal, pero en las temporadas de vacaciones se rebasan las 120 toneladas por día, y gran parte de estos residuos son producidos por los vacacionistas que abarrotan nuestras bellas playas yucatecas.

Progreso ha tenido desde hace varios años una problemática delicada en el manejo de los residuos sólidos urbanos, pues, por deformación 'cultural', temporadistas y turistas de paso han elegido algunos puntos a lo largo de la costa como 'basurero', tal es el caso de Chelem, Chuburná y el triángulo del entronque a Chicxulub hacia Uaymitún. En estos espacios la gente acude a tirar sus bolsas de basura inclusive a la vera del camino aunque no existe un punto de recepción de los desechos, pues prefiere hacer esto a pagar una cuota a los camioncitos o camionetas que pasan a las casas a recoger dichos residuos. 

Esta situación se complica cuando los sitios de disposición final no están diseñados para recibir tal generación de residuos, como el caso del relleno sanitario de Progreso que se ubica en una comisaría de dicho municipio.

El sitio de disposición final de Progreso, ubicado en la comisaría de Paraíso, tiene una capacidad de manejo de no más 60 toneladas por día, ya que sólo cuenta con dos celdas bajo un esquema de manejo de un sitio tipo 'D', tal como lo establece la NOM-083/SEMARNAT 2003 que precisamente regula la disposición final de residuos sólidos. Cada sitio de disposición, según la NOM 083, debe contar con plan de manejo y operación, aunque lamentablemente casi ningún 'relleno sanitario municipal' tiene estos planes, situación que hace más complicado para los municipios controlar las numerosas toneladas de 'basura' que se generan, ya en aumento en sus respectivas comunidades. Lo recomendable para los que acostumbramos a ir a nuestras playas a divertirnos y disfrutar del mar es poner en práctica la llamada regla de las '3 R': Reduce, Reusa y Recicla.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios