20 de Agosto de 2018

Opinión

Valladolid

Son varios las voces dentro del PRI que señalan que para recuperar Valladolid tienen que poner a un candidato que sea tercero en discordia o una nueva figura que una a los dos grupos.

Compartir en Facebook ValladolidCompartir en Twiiter Valladolid

Valladolid, la segunda ciudad más importante de Yucatán, es gobernada por Alpha Talavera, quien surgió de Morena, de Andrés Manuel López Obrador, por partida doble frustrado aspirante a la Presidencia.

El arribo del Alpha Talavera se debió, entre otros factores, al enfrentamiento que se vive en el PRI entre el ex alcalde Roger Alcocer y el diputado federal Liborio Vidal. Cuando Alcocer era el presidente municipal los cuestionamientos  en el Cabildo provenían de regidores afines a Vidal e hicieron que el tricolor se desgastara ante la opinión pública.

En la pasada elección en el PRI sólo beneficiaron al grupo de Liborio Vidal, quien se alió con el ex alcalde Mario Peniche. La estrategia de ambos fue desmarcarse públicamente de Roger Alcocer, lo que motivó que los tricolores le dieran voto de castigo a sus candidatos y que el PRI perdiera la segunda ciudad más importante; también Liborio Vidal perdió más de 8 mil votos en  el Primer Distrito en comparación con la última elección federal, sobre todo en casillas ubicadas en la cabecera,  y en municipios importantes como Chemax, Peto y Temozón que arrojan el 60% de la votación.

Las desavenencias entre estos dos grupos priistas están muy marcadas. Todavía pesa la defección en 2002 de Liborio Vidal, tan es así que destacados cuadros políticos y empresariales, como el hotelero José Luis Rosado, Miguel Angel Díaz, el ex diputado Gonzalo Escalante y Gretty Coral se alínean con Alcocer.

Son varios las voces dentro del PRI que señalan que para recuperar Valladolid tienen que poner a un candidato que sea tercero en discordia o una nueva figura que una a los dos grupos, como lo puede ser la diputada local Marena López, quien está más identificada con Roger Alcocer; Jesús Vidal, delegado de la CDI, cuota de Liborio; Alfredo Fernández, presidente del PRI municipal y dueño de una universidad; Roberto Vera, ex coordinador de promoción al voto; Narces Mendoza Ambriz, síndico en la administración de Alcocer e hijo de Narces Mendoza, líder taxista identificado con Liborio Vidal. 

Muy preocupados están los diputados federales tricolores por la contienda en Quintana Roo, ya que se comenta que un grupo de constructores está apoyando económicamente al ex priista Carlos Joaquín, que cuando fue funcionario federal respaldó las gestiones de ese grupo.

En Yucatán puede haber el primer aspirante a alcalde transgénero que sería postulado por el Panal en Muxupip: Omar Méndez Chac.

A pesar de los esfuerzos del ex alcalde de Mérida Renán Barrera  en Sinaloa, es muy probable que pierda su partido el gobierno del estado, ya que se hizo evidente la infiltración del narcotráfico en el panismo al postular a la diputada Lucero Sánchez, a quien se liga con Joaquín, el Chapo, Guzmán.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios