18 de Octubre de 2018

Opinión

Van contra timadores de tiempos compartidos

Después de innumerables quejas por mal servicio, pero sobre todo debido a interminables casos de fraude, los representantes de la Asociación de Clubes Vacacionales de Quintana Roo...

Compartir en Facebook Van contra timadores de tiempos compartidosCompartir en Twiiter Van contra timadores de tiempos compartidos

Después de innumerables quejas por mal servicio, pero sobre todo debido a interminables casos de fraude, los representantes de la Asociación de Clubes Vacacionales de Quintana Roo (Acluvaq) por fin decidieron hacerle frente a las empresas que defraudan con tiempos compartidos apócrifos y certificar a los desarrollan que cumplen en forma. 

Algunos turisteros critican que debieron resultar timadas las socias de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias para que actuaran, pues luego de que las aludidas se quejaron la Acluvaq activó campañas y convenios para intentar brindar certeza jurídica a todos los compradores.

Se demoraron en proceder contra los estafadores de un producto importantísimo en Quintana Roo, principalmente en Cancún y la Riviera Maya, ya que es el principal impulsor del turismo repetitivo para estos destinos: entre ambos se tiene una oferta de casi 30 mil habitaciones, que representan aproximadamente el 40 por ciento de sus inventarios hoteleros, y cuya ocupación promedio anual oscila entre 80 y 85 por ciento. 

Lo anterior le genera al Estado una derrama económica de unos mil 400 millones de dólares en servicios complementarios, resultado de una estadía promedio de una semana, con un índice de satisfacción de los adquirientes del 93%, han confirmado las autoridades de la Secretaría de Turismo.

Esta nueva política preventiva se basa en una campaña de promoción iniciada a fines de 2014 para advertir el peligro a los clientes potenciales mediante anuncios en diversos formatos, pautas publicitarias en medios de comunicación y testimonios dirigidos a una gran audiencia, con un costo cercano a los 500 mil dólares, aportados entre el Consejo de Promoción Turística de México y la Oficina de Visitantes y Convenciones, lo cual permitirá difundir los avisos en otros destinos turísticos nacionales. 

El primer avance concreto se efectuó en febrero pasado, cuando las autoridades y los hombres de negocio de dicho sector presentaron el sello “Legally Certified Vacation Property”, con el cual se identificará a los complejos legalmente establecidos para darles certeza jurídica a los compradores e interesados.

La primera entrega de esta certificación constó de 18 placas distintivas para algunos de Cancún y Riviera Maya, los cuales representan casi el 75% de la oferta del segmento en ambas ciudades.

El segundo avance se consolidó con un convenio entre la Acluvaq y la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor (Profeco), el cual motiva a la última instancia a clausurar inmediatamente estos establecimientos para evitar más fraudes. La idea es que se realicen inspecciones en conjunto, aleatorias, aunque orientados por alguna denuncia o sospecha, que nunca faltan.

El tercer avance tiene relación con hacer equipo, con sumar a otros. Los desarrolladores esperan que al concluir el 2015 se hayan incorporado unas tres mil 500 nuevas unidades a la oferta de tiempos compartidos y propiedad fraccionada en la entidad, que se distribuirán en Cancún, Puerto Morelos y Playa del Carmen, con una inversión aproximada de 770 millones de dólares, previeron durante la firma del convenio. Todo ello refleja la fortaleza de un concepto en bonanza, pujante, y con una proyección a largo plazo.

Los integrantes de este rubro están cerrando filas para explotar las múltiples bondades de la industria y blindarla de estafadores. El propósito final es que el visitante se sienta seguro en el recinto de hospedaje y fuera de él, regrese lo más pronto posible y recomiende la experiencia en su lugar de origen.

En los últimos dos años han sido detectadas no menos de 50 empresas “patito” en el país con amplia operación en este ámbito, de las cuales ocho tendrían presencia activa y vigente en el Estado, según la Profeco. De ahí que la respuesta de los afectados era necesaria, y debe seguir siendo contundente como hasta ahora.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios