20 de Octubre de 2018

Opinión

Verdades a medias

Internet rompe las fronteras y crea una sociedad globalizada, conocedora de lo que sucede en el mundo...

Compartir en Facebook Verdades a mediasCompartir en Twiiter Verdades a medias

Internet rompe las fronteras y crea una sociedad globalizada, conocedora de lo que sucede en el mundo, crítica y hasta en ciertos niveles, proactiva. El problema estiva en que, en muchas ocasiones, la resolución de nuestras críticas excede la capacidad de almacenamiento de la  realidad.

Las redes sociales propician la apertura de mente hacia otras culturas y costumbres que, queramos o no, terminamos comparando con la nuestra para bien o para mal. Sin embargo, esta facilidad para recorrer el mundo con base en “tweets” y post compartidos en Facebook, no nos permite apreciar lo que hay detrás de las publicaciones. Para estos usuarios de internet, todo es tan "simple" y "lógico", que es aplicable a la vida real, aunque no sepan cómo llevarla a cabo.  

Ejemplo de esta actitud extendida entre los usuarios de las redes sociales, son las imágenes o textos en los que se exaltan las bondades de otras naciones, comparándolas con las mexicanas, siempre en detrimento de esta; desde el sistema educativo de los países nórdicos, a la transformación de recintos religiosos en bibliotecas; la capacidad de lectura de los europeos, o las puntadas del “presidente pobre” José Mujica.

¿Cuál es el "pecado" que cometen? Estos internautas, no viendo más allá de su pantalla, olvidan que si bien el método extranjero es atractivo y funcional, éste sólo es aplicable a la realidad de aquellos países, pues el contexto histórico, cultural y educativo de México no tiene comparación. La duro de esto es el derrotismo y pesimismo que se extiende por las redes sociales y sus usuarios, pues al perder el piso de la realidad, interpretan negativamente todo cuando ocurre en el país, ignoran los pocos o muchos éxitos que se tienen, los ridiculizan, y en el peor de los casos, los usan para recalcar la podredumbre que, aseguran, se ha convertido su país, muchas veces, porque así lo leen en su “timeline”, plagado de cuentas con la misma visión negativa.

Esta singular tendencia demeritoria resta seriedad a las plataformas de comunicación en internet, al colocar a los usuarios en el terreno de la crítica no constructiva, la información anecdótica, y sobre todo, por la simpleza de los argumentos que esgrimen para justificar su actitud.

Al final del camino, pareciera que  internet y las redes sociales son empleadas no para ampliar nuestros conocimientos, sino los prejuicios, y fobias, y un buen ejemplo de esto es la arrogancia y desdén con la que sus usuarios "expertos" tratan a todo aquel "novato" que desee emprender en ellas, echándose en hombros la aprobación o no de las acciones de estos. 

Si el futuro de la red social en internet sigue estancado en el pesimismo y la actitud de camarilla excluyente, lo siento, mejor devuélvanos a la vida real. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios