18 de Septiembre de 2018

Opinión

Vida al vuelo

Al final de eso se trata la vida: de tener un propósito, una misión, un sueño y entregarte por completo a él.

Compartir en Facebook Vida al vueloCompartir en Twiiter Vida al vuelo

Pero vaya que la vida es corta, tanto que parece que en un pestañear he recorrido 23 años de vida; es tan rápido que ni me he fijado de cuántos sueños ya he cumplido y cuántos más faltan por conseguir, porque, al final, de eso se trata la vida: de tener un propósito, una misión, un sueño y entregarte por completo a él. La vida es aprender de los errores, superar estas equivocaciones, pero en especial superar los aciertos, sí, superar aciertos, pues estamos hechos para poder seguir siempre hacia lo alto, tenemos un llamado a la superación constante, al igual que tenemos un fuerte exhorto interior para que en esta pequeña vida seamos líderes de nuestro corazón, el cual entreguemos para amar a nuestras familias, amigos y pareja. Quien no ha sabido amar no ha sabido vivir y, como el servicio, la mejor semilla que podemos sembrar durante nuestra vida es fiel producto del amor; se cumple lo que Santa Teresa de Calcuta dijo: Quien no vive para servir no sirve para vivir.

Retomando el liderazgo, un verdadero líder del corazón es un mensajero de esperanza; convirtámonos en aquellos que lleven siempre en alto esa fe en nosotros mismos, la cual nunca debe caer durante nuestro vuelo, pese a las turbulencias que estén presentes como epónimos de envidia, carencias y desesperación. Así pues, mi amigo lector, este vuelo que guiamos llamado vida es uno lleno de oportunidades ilimitadas que solamente con optimismo, fortaleza y coraje  sabremos tomar y aprovechar para hacer del destino nuestro gran amigo y poder con ello crear la más grande magia de la vida: el disfrutar vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios