17 de Octubre de 2018

Opinión

Viene un 2015 que da, al menos, esperanzas

Por la fecha y las condiciones generales del Estado, hoy no existe aquí mayor preocupación que la economía, incluso más que la aparente inseguridad...

Compartir en Facebook Viene un 2015 que da, al menos, esperanzasCompartir en Twiiter Viene un 2015 que da, al menos, esperanzas

Por la fecha y las condiciones generales del Estado, hoy no existe aquí mayor preocupación que la economía, incluso más que la aparente inseguridad. Al menos es la opinión generalizada de los ciudadanos; contraria a lo percibido en otras regiones del país, donde la tragedia social se impone ante el estancamiento económico.

Todos aspiran salir del trance que implica el fin de un año y el inicio de otro, cuando las cuentas a no todos favorecen. Como todo arranque de ciclo, representa una oportunidad para la reactivación en muchos sentidos, la que debe aprovecharse, más si las circunstancias son propicias.

Quintana Roo iniciará un 2015 con la esperanza sostenida en el dinamismo turístico, por lo que autoridades y empresarios prevén un mejor panorama en cuanto a inversiones, particularmente en los ramos hotelero e inmobiliario.

Un dato confirma lo anterior: los destinos del Caribe Mexicano esperan inversiones superiores a mil 500 millones de dólares, que incluyen la conclusión o el inicio de unos 14 hoteles, un centro comercial y diversos desarrollos inmobiliarios turísticos, han anunciado organismos y dependencias de ambos sectores.

Ello ratifica el momento interesante del Estado en esta materia y confirma que habrá más empleos, dando buen ritmo al círculo productivo.

Los expertos aseguran que la volatilidad del peso frente al dólar y la baja en los precios del petróleo ahuyentaron a potenciales inversionistas y compradores, paralizando supuestamente los anuncios de inversión que por tradición se difundían la última quincena del año. Sin embargo, se sabe que los proyectos estaban programados con suficiente anticipación y ambas condiciones (peso y petróleo) no afectará como se cree, sobre todo porque la fortaleza del dólar frente al peso “abarata” el destino y la competencia de la “nueva Cuba” es aún lejana, difusa.

Lo cierto es que la tendencia positiva seguiría en 2015 al cosechar los frutos del 2014, el mejor año en muchos.

La mayor parte del éxito seguirá siendo la promoción y la excelencia del servicio. Quintana Roo debe mantenerse a la vanguardia de las exigencias de los turistas de todo el mundo, sobre todo de Estados Unidos (su principal mercado emisor) y de los mercados emergentes de Sudamérica y Asia. La oferta hotelera de más de 86 mil habitaciones es una ventaja competitiva, que no obstante hay que ocupar.

A Quintana Roo arriban cada año entre 150 y 200 mil personas a vivir. Aun cuando las cifras sobre los nuevos habitantes difieren, lo cierto es que son muchísimos. Todos buscan vivienda, luego empleo y después otros servicios. Hay que brindárselos.

En ese sentido, es buena noticia la otorgada por la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda en Quintana Roo, que anticipa la construcción de por lo menos el mismo número de unidades que el año pasado (unas 19 mil), las cuales representan un incremento aproximado de 10 por ciento sobre las 17 mil 500 reportadas en 2013.

Ello despierta el interés de algunos nuevos desarrolladores nacionales por participar en el mercado inmobiliario local, que se suman a otros importantes ya con participación activa en el tema de los subsidios. Para el sector, si 2014 fue un año récord en producción de vivienda, el 2015 sería de continuidad. Eso también significa empleo, claro está.

Pese al incremento de los productos de primera necesidad, de la tarifa del transporte y de tantos otros servicios, Quintana Roo tendrá un mejor 2015 si lo anterior se logra poner al alcance de la mayoría de los habitantes. Al menos, así nos iría mejor que al resto del país, y eso otorga una esperanza.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios