15 de Diciembre de 2017

Opinión

Violencia y discriminación

El poder de las redes sociales y de los ciudadanos quedó de manifiesto el pasado fin de semana...

Compartir en Facebook Violencia y discriminaciónCompartir en Twiiter Violencia y discriminación

El poder de las redes sociales y de los ciudadanos quedó de manifiesto el pasado fin de semana, en respuesta al video difundido por una usuaria de Facebook, reprendiendo, humillando, ejerciendo una actitud vejatoria, en contra de una trabajadora del hogar, todo por llevar en su bolso, un platillo típico mexicano, muy popular en estas fechas: el “chile en nogada”.

Lo que para los dueños del inmueble donde sucedieron los hechos, sería una acción genial y bien pensada, les estalló en pleno rostro y ahora, deberán resarcir el daño causado por su “inteligente actitud”, enfrentar al propio Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación y a la feroz opinión pública.

El video en el que Adriana Rodríguez de Altamirano reprende a la persona que colaboraba con ella en su vivienda, ha sido visto por miles de personas en todo el mundo y ha llamado la atención de organismos de defensa de los derechos humanos, así como de las distintas asociaciones de trabajadoras del hogar, en México y el mundo.

En esta ocasión, tuve la oportunidad de platicar con miembros de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadoras del Hogar, con sede en la Ciudad de México, quienes se dijeron preocupados, ya que los derechos, no solo laborales, sino humanos, fueron vulnerados y expuestos con la finalidad de afectar a una persona. El organismo, ya busca hacer contacto con la afectada, para brindarle toda asesoría legal y dar seguimiento a lo dicho por Conapred; así que, por si no fuera poco, la actitud de la señora Rodríguez de Altamirano es vigilada de cerca por instituciones internacionales, que defienden los derechos de la trabajadoras.

Y es que este sólo es un caso de maltrato que ha visto la luz, pero no dudo que haya cientos, sino es que miles, en un país donde los miembros de su sociedad, en su mayoría, agreden, son violentos, creen que por tener una posición política o económica más favorable que otros, son mejores, o pueden discriminar por el origen, en su mayoría indígena, a sus empleados.

En cifras, las trabajadoras de casa, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), laboran en su mayoría entre 34 y 48 horas; a esto se agrega lo señalado por el Conapred, que refiere que el trabajo que realizan este tipo de empleadas, es considerado social y económicamente inferior, provocando con esto, asignación de salarios bajos y carencia de prestaciones. La ENOE, señala que del total de trabajadoras, el 40.91%, ganan uno o dos salarios mínimos, 34.69% hasta un salario mínimo y sólo el 23% perciben más de cinco; en resumen, un sector muy vulnerable.

Así que el panorama laboral para personas como la que aparece siendo humillada en el video #ladychiles, no es nada alentador, ya que por parte de políticos y autoridades en materia laboral, no se ha hecho lo suficiente para proteger a este sector de trabajadoras, que hacen una labor fundamental en miles de casas de nuestro México. ¡Qué la pluma siga girando!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios