14 de Diciembre de 2017

Opinión

¡Voto fugaz!

Se han preguntado alguna vez cuando llega el día de la elección, ¿Cuánto dura en México el poder del ciudadano?...

Compartir en Facebook ¡Voto fugaz!Compartir en Twiiter ¡Voto fugaz!

Se han preguntado alguna vez cuando llega el día de la elección, ¿Cuánto dura en México el poder del ciudadano? Haciendo una reflexión, las personas tenemos el poder unos cuantos segundos,  ese lapso  en el que nos entregan la boleta electoral, la marcamos y la introducimos en la urna, así de simple, así de efímero es el poder de la gente en este país. Trataré de explicar lo anterior, digo que es fugaz, por el simple hecho de que con este acto, hemos transferido, al poder político, el rumbo de nuestra ciudad, congreso y país, ya que el sistema usará los votos según sus propios intereses, que como hemos visto en otros procesos electorales, distan mucho de los intereses de la gente. Así de triste es la realidad política para el ciudadano en este país. 

Gracias a ello, el ser político en este momento en nuestro país, es sinónimo de desconfianza, ya que todos los partidos han demostrado a lo largo de su historia, tengan décadas o algunos años de fundados, una falta de respeto hacia la gente. Promesas incumplidas, enriquecimiento ilícito, corrupción, violencia, manipulación, son por mencionar algunas variables, lo que es la realidad en la que tienen sumido a este maravilloso país.

El sistema político nos ha saturado previo a la jornada electoral con propaganda muy barata, una basura mediática brutal, esa misma que la política mexicana ha ido acumulando sexenio tras sexenio y de la que los ciudadanos ya estamos cansados; es por ello que veremos posterior a la elección que la participación del electorado será una de las más bajas y con un gran número de personas que anularán su voto, al no encontrar a alguien confiable que los represente.

Y en relación a lo anterior, comparto un fragmento de un texto perteneciente a “Los Cuadernos de la Cátedra Alfonso Reyes del Tecnológico de Monterrey”, donde José Saramago, Premio Nobel de Literatura, dijo lo siguiente, “En principio, a ninguna comunidad mentalmente sana le pasaría por la cabeza la idea de elegir a individuos corruptos y corruptores como sus representantes en los parlamentos o en los gobiernos; aunque la amarga experiencia de todos los días nos enseña que el ejercicio de amplias áreas de poder, se encuentra en manos de esos y de otros criminales o de sus mandatarios directos o indirectos”. Entonces ¿por qué siguen llegando este tipo de gente a los puestos de gobierno?, simplemente porque el sistema político y su “casta”, tienen secuestrada nuestra democracia, no hay de otra, se tiene que elegir entre ellos, no hay más, ya que aquí de lo que se trata es de que ganen ellos y no los ciudadanos.  

Yo lo exhorto a pensar qué hacer con su efímero poder ciudadano, claro, si es que decide ir a votar el siete de julio próximo; reflexione, tome  en cuenta lo que le han dejado los políticos y sus gobiernos, investigue si el candidato del partido por el que se haya decidido, merece su confianza, ya que en caso de ganar, usará el poder que usted le está regalando, como a él y a su partido le convengan.

¡Que la pluma siga girando!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios