20 de Septiembre de 2018

Opinión

De vuelta a la realidad

Los maestros volvieron a ver la misma película: seguimos en rezago escolar a pesar de los esfuerzos y trabajos realizados para combatirlo...

Compartir en Facebook De vuelta a la realidadCompartir en Twiiter De vuelta a la realidad

Durante los trabajos del consejo técnico escolar, se analizaron los resultados del  instrumento aplicado para medir diferentes aspectos de la lectura como: la fluidez, la precisión, la atención a palabras complejas, el uso adecuado de la voz al leer, la seguridad al leer, la comprensión del texto; igualmente se midió la redacción de textos considerando si eran legibles, si cumplen con su propósito comunicativo, si relacionan adecuadamente las palabras en las oraciones, la  diversidad de vocabulario, el uso de los signos de puntuación y de las reglas ortográficas; y el dominio de las operaciones básicas para calcular mentalmente el resultado de diferentes operaciones. 

Los maestros volvieron a ver la misma película: seguimos en rezago escolar a pesar de los esfuerzos y trabajos realizados para combatirlo. ¿Qué vamos a hacer?, fue la interrogante ante el fracaso de todo esfuerzo.

Según declaraciones triunfalistas del secretario de Educación, Aurelio Nuño, la inmensa mayoría de los profesores examinados han aprobado la evaluación docente y son aptos para dar clase; entonces ¿para qué seguir evaluando a los maestros, si se sabe que la inmensa mayoría son aptos para dar clases? ¿Por qué no mirar hacia el actual modelo educativo fallido antes de responsabilizar al magisterio de la crisis educativa nacional?

Lo único claro que nos queda de la reforma educativa es que es un proyecto sin pies ni cabeza, que evaluamos sin saber lo que tenemos que evaluar, arrojando resultados que al final confunden y generan desánimo entre los docentes. Fue así como, en colegiado, se compararon resultados contradictorios cuando algunas escuelas salieron bien en el Diagnóstico de Alumnos de Escuelas Primarias de Yucatán (Idaepy) y hoy sus resultados fueron negativos. Cabe recordar que las pruebas estandarizadas, como Planea, miden el desempeño de los alumnos en tanto Idaepy refleja el dominio de los aprendizajes de los alumnos.

En víspera del anuncio de un nuevo Modelo Educativo, como producto de la desesperación por mejorar la educación, esperemos se ofrezca un poco más de equidad a las comunidades indígenas y rurales más marginadas del país, para sacarlas del barranco del desconocimiento y desprecio social; de otra manera la reforma educativa pasará a la historia como un fracaso más del gobierno de Peña Nieto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios