21 de Octubre de 2018

Opinión

Waantul, el toro gigante

En una noche de vigilancia vieron los peones cómo un toro de extraordinario tamaño cruzó caminando la barda de la hacienda y se tomó toda el agua del abrevadero.

Compartir en Facebook Waantul, el toro gigante Compartir en Twiiter Waantul, el toro gigante

El 15 de abril de 1987, Roger Cuy Vergara me contó el siguiente relato: don Eusebio Escalante era el dueño de la hacienda ganadera de Calcehtok al principio del siglo XX y no permitía que alguien más tuviera ganado. Debido a esto, su hacienda era grande y próspera. 

En los corrales de este lugar había un bebedero muy grande, como de 60 metros de largo. Podía satisfacer la sed a 5,000 cabezas de ganado. Los vaqueros siempre llenaban a diario este recipiente, pues, cuando caía la tarde, los animales que venían de pastar y a guarecerse en los corrales bebían el agua. Pero no se la tomaban toda.

Una mañana, el abrevadero estaba completamente vacío y el caporal preguntó a los vaqueros qué pasó. Ellos no supieron qué responder, pero tuvieron que llenar el recipiente. Esto sucedió varias veces más. Entonces los peones decidieron montar guardia nocturna y aclarar el misterio.

En la segunda noche de vigilancia vieron cómo un toro de extraordinario tamaño cruzó caminando la barda de la hacienda, que era bastante alta, y se tomó toda el agua del abrevadero. Luego se fue por donde vino.

Informaron al caporal de lo sucedido y fue a comprobarlo personalmente. Así conocieron al gran toro Waantul, el dueño del ganado. Afortunadamente, este ser sobrenatural dejó de ir a la hacienda.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios