19 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Y la “Conaguito” apá?

Los vaticinios de que el gobernador Carlos Joaquín González enfrentaría una rudísima oposición del PRI...

Compartir en Facebook ¿Y la “Conaguito” apá?Compartir en Twiiter ¿Y la “Conaguito” apá?

Los vaticinios de que el gobernador Carlos Joaquín González enfrentaría una rudísima oposición del PRI y sus aliados del Verde y Nueva Alianza desde el Congreso y los Ayuntamientos, donde esta alianza conservó la mayoría, se resquebrajaron por completo en menos de un mes de gobierno, pues no solo el Congreso local baila al son que toca el mandatario, sino también los alcaldes, como quedó demostrado en estos días.

Y es que tras la paliza que el PRI recibió en la contienda por la gubernatura gracias a los excesos cometidos por sus principales personajes en el pasado gobierno, el Tricolor quedó dolido y con sed de revancha, y con Roberto Borge todavía como gobernador en sus últimos meses se intentó conformar una especie de bloque opositor, para hacérsela de jamón al nuevo gobernador.

Por declaraciones de un alcalde –aunque después se desdijo–, se supo que Raymundo King de la Rosa, dirigente del PRI estatal, orquestó reuniones con los ocho presidentes municipales de la alianza PRI-PVEM-Panal con el propósito de armar una especie de “Conaguito”, es decir, una unión de alcaldes opositores para hacer frente al nuevo gobierno.

En el papel, esto lucía como una gran idea. Envalentonados aún, los priistas pensaban que si jugaban bien sus cartas podrían acotar y arrinconar al gobernador Carlos Joaquín, y obligarlo a negociar en sus términos. 
                                                Se equivocaron
Al parecer en su planeación original, las grandes mentes maquiavélicas se olvidaron de un punto sumamente importante: en nuestro sistema político local, el mango del sartén siempre está en el gobernador. Siempre.

El equilibrio de poderes es un mito, porque en la práctica el poder político real se concentra en la figura del mandatario, quien puede incidir en los otros dos poderes, como está sucediendo justo ahora con la reforma para robustecer el cuerpo de magistrados del Poder Judicial, que no es otra cosa sino una estrategia para que el nuevo gobierno se haga del control del Tribunal.

Y de paso, con esta misma reforma se comprobó que los alcaldes se olvidaron por completo de la “Conaguito” quintanarroense, al dar junto con sus cabildos su voto a favor para la reforma propuesta en el Poder Judicial, hasta el momento sin oposición.

Los alcaldes que sin chistar dieron su aval a esta reforma dictada desde el segundo piso del Palacio de Gobierno en Chetumal fueron Laura Fernández Piña (Puerto Morelos, PVEM), Alexander Zetina Aguiluz (Bacalar, Panal), Juan Carrillo Soberanis (Isla Mujeres, PRI), José Valadez Chí (José Ma. Morelos, PRI), Romualda Dzul Caamal (Tulum, PRI), además de Cristina Torres Gómez (Playa del Carmen) y Luis Torres Llanes (Chetumal) de la alianza PAN-PRD.

Con estos siete votos la reforma para aumentar el número de magistrados del Poder Judicial de 9 a 12, y la reducción del período en el cargo del magistrado presidente de seis a cinco años, ya es una realidad, sin importar el sentido del voto de los cuatro Ayuntamientos restantes.

La tendencia es clara y se anticipa que Emilio Jiménez Ancona (Lázaro Cárdenas, Panal), Paoly Perera Maldonado (Carrillo Puerto, Panal) e incluso Remberto Estrada Barba (Cancún, PVEM), que se ha convertido en el alcalde opositor más importante, den también su voto a favor, dando por descontada la aprobación de la alcaldesa panista de Cozumel, Perla Tun Pech.

La fanfarronería Tricolor que a pesar de haber recibido una pela de las buenas en las urnas, seguían esgrimiendo su mayoría en el Legislativo y en los Ayuntamientos para “espantar” al gobernante, se diluyó en escasos días, dejando a Carlos Joaquín sin oposición y con manga ancha para actuar.

El gobernador tiene en la bolsa al Congreso, a la mayoría de los alcaldes sin distingo de colores, y en breve también tendrá el control del Poder Judicial. 

Para bien o para mal –depende del cristal con que se mire–, el mandatario cozumeleño no tiene contrapesos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios