14 de Diciembre de 2017

Opinión

Y los ganones son...

Mientras las autoridades preparan sus leyes presupuestales para 2013 y los ciudadanos esperamos que no nos salgan con nuevos impuestos ni con aumentos en este rubro, en las calles de Mérida la presencia de ambulantes y el número de taxis que operan de forma irregular dejan grandes ganancias, libres de gravamen, a dos áreas de los gobiernos estatal y municipal.

Compartir en Facebook Y los ganones son... Compartir en Twiiter Y los ganones son...

Mientras las autoridades preparan sus leyes presupuestales para 2013 y los ciudadanos esperamos que no nos salgan con nuevos impuestos ni con aumentos en este rubro, en las calles de Mérida la presencia de ambulantes y el número de taxis que operan de forma irregular dejan grandes ganancias, libres de gravamen, a dos áreas de los gobiernos estatal y municipal.

Es increíble el silencio empresarial que ahora existe, quienes criticaron la pasada administración municipal por su tolerancia a los ambulantes hoy no han dicho nada pese a que ha aumentado, desde muy temprano hasta la noche, el número de vendedores que no pagan ningún tipo de impuestos pero sí cuotas y rentas a otros empresarios establecidos.

Nada ha pasado y el problema tiende a ser cada vez más grave conforme las fiestas decembrinas se acercan.

Siempre en Mérida, pero en el ámbito estatal, está la proliferación del número de taxis y “taxímetros” que deambulan por la ciudad; es de ilusos creer que el crecimiento que ha tenido la ciudad es atendido con el número de unidades autorizadas hasta 2004.

La cuestión es que la permisibilidad para “circular fuera de ruta” está dejando ganancias que no ingresan a las arcas del erario estatal, tal como ocurre con las cuotas que pagan los ambulantes y que tampoco se registran en la tesorería municipal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios