23 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Ya tendrá su bendición?

Las lenguas “grillescas” señalan que los empresarios se mostraron satisfechos con las aportaciones de Ramírez Marín y que también recibió muchas palmadas en la espalda.

Compartir en Facebook ¿Ya tendrá su bendición?Compartir en Twiiter ¿Ya tendrá su bendición?

Parece que ya le dieron la “bendición” y no la quiere dejar pasar. Y aunque todavía falta un buen trecho, el potencial aspirante –como en el boxeo- que “pega primero pega dos veces”.

Algo así sucede con el ex titular de la Sedatu, en el gabinete presidencial, Jorge Carlos Ramírez Marín, actual diputado federal y uno de los vicecoordinadores de la fracción parlamentaria del PRI en la Cámara Baja, está dándole duro a la talacha grillera en Yucatán, precisamente los fines de semana donde se reúne con toda la banda: desde campesinos hasta con la gente del billete, o sea, empresarios que juegan importante papel en la sociedad y, por supuesto, en elecciones futuras.

Dicen los que saben de este rollito político que Jorge Carlos tiene la “bendición” presidencial para empezar a moverse con miras a los comicios de 2018, mientras que otros futuros suspirantes como Felipe Cervera Hernández, legislador federal; Víctor Caballero Durán, secretario estatal de Educación, y Mauricio Sahuí Rivero, titular de la Sedesol local, todavía están en el estudio de sus estrategias y, claro, a la expectativa de recibir el banderazo de Enrique Peña Nieto, en el caso del hijo del ex mandatario Víctor Cervera Pacheco, así como de las huestes nacionales del tricolor, y de los dos siguientes con el aval del mandatario Rolando Zapata Bello.

Por supuesto que todavía hay tiempo para que la situación de un giro drástico, pero cuando menos alguien lo espera, la fecha llegó y los movimientos suelen acelerarse. Por el momento, Jorge Carlos lleva una pequeña delantera sobre sus futuros rivales en alguna contienda interna que, por lo general, es lo que menos sucede en el PRI, partido acostumbrado al marcaje del dedo índice.

En tanto, Ramírez Marín no perdió el tiempo y el pasado fin de semana se reunió con integrantes del poderoso Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Yucatán para plantear los alcances sobre las Zonas Económicas Especiales (ZEE) en que se dividió el país.

La sede del encuentro fue la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida, donde estuvo el presidente del CEE, Juan José Abraham Dáguer. O sea, los hombres del billete. Allí, Jorge Carlos y el empresario anunciaron una serie de talleres sectoriales para los socios de las diferentes cámaras e informarles sobre los detalles de operación de las ZEE.

Un primer espaldarazo –por así decirlo- provino del joven Abraham Dáguer, quien reconoció las gestiones realizadas por el diputado del PRI para para lograr que Yucatán sea incluido en las Zonas Económicas Especiales, ya que ello puede traer grandes beneficios para la entidad al contar con incentivos fiscales que impulsen la inversión, el desarrollo de la industria y de sectores productivos de relevante impacto económico.

Los que estuvieron presentes dijeron que la reunión fue muy participativa. El líder empresarial destacó la importancia de este tipo de reuniones, “porque es la forma de conocer más fondo los detalles de este tema que es de gran interés para el sector empresarial yucateco”.

Por su parte, el vicecoordinador parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados documentó los pormenores de las Zonas Económicas Especiales que contienen aspectos generales para la creación de las mismas y propuso la realización de talleres para conocer más a fondo, a detalle, todo lo que se requiere para concretarlas en Yucatán.

Las lenguas “grillescas” señalan que los empresarios se mostraron satisfechos con las aportaciones de Ramírez Marín y que también recibió muchas palmadas en la espalda. Si algo tiene, indudable, Jorge Carlos, es su buena luz para las relaciones diplomáticas. ¿Será que la “bendición” empieza a surtir efecto? Y los otros, ¿qué pex?

Amiguitas y amiguitos, ya saben: sugerencias para que los otros potenciales suspirantes empiecen a mostrar sus cartas porque, de lo contrario, todo sería muy aburrido, enviarlas a [email protected] y/o [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios