15 de Octubre de 2018

Opinión

Yucatán y reumatólogos, orgullo nacional

Hemos logrado, por tercera vez, ser el “ombligo” del país y, hasta el domingo 14 de febrero, todas las esperanzas de los poco más de 12 millones de pacientes reumáticos arderán y se unirán al esfuerzo académico nacional.

Compartir en Facebook Yucatán y reumatólogos, orgullo nacionalCompartir en Twiiter Yucatán y reumatólogos, orgullo nacional

Es martes en la noche y con nerviosismo pero seguros, Mario, Angélica y un servidor estábamos revisando cada una de las locaciones que se utilizarían para los eventos  pre-congreso y la inauguración del XLIV Congreso Mexicano de Reumatología.

Este pasaje al día de hoy es historia, hemos logrado, por tercera vez, ser el “ombligo” del país y, hasta el domingo 14 de febrero, todas las esperanzas de los poco más de 12 millones de pacientes reumáticos que habitan en México arderán y se unirán al esfuerzo académico peninsular y nacional.

Pero, ¿qué mueve a los 700 especialistas de  un área tan poco conocida, enigmática, complicada y poco reconocida por la sociedad, académicos, instituciones y gobierno a luchar y vencer la adversidad para alcanzar la excelencia científica? Pues nada menos que todos quienes son víctimas de las cerca de 200 enfermedades conocidas en la reumatología y cuyo pronóstico de vida, hasta hace 5 lustros, era sombrío y poco esperanzador.

Hoy por  hoy, el avance tecnológico ha permitido a investigadores dar pasos agigantados para desentrañar el origen de las enfermedades, amén de que, en la industria farmacéutica, la pureza, calidad y especificidad de los medicamentos son reconocidos y con resultados palpables mediante los recuentos estadísticos, cuando de logros y menor pérdida de vida hablamos.

Así como anoche, todos los congresistas y visitantes se embelesaron con los pasos rítmicos de la jarana, interpretada magistralmente y como sólo el Ballet Folklórico de Yucatán  lo sabe hacer; de la misma manera, seguiremos el compás de 6 x 8, con el afán de alcanzar la excelencia en el conocimiento, para tranquilidad y seguridad de quienes padecen artritis, gota, lupus, esclerodermia y demás.

La vida nos da sorpresas, sorpresas nos da la vida, y sin querer los reumatólogos, poco comprendidos, pero muy solicitados, son profesionales con semejanzas con los otrora fundadores de la cultura históricamente más avanzada,  que sembró raíces en la orgullosa tierra del Mayab. Luchadores, estoicos, polifacéticos, observadores, creativos y sin miedo a caer en el campo de batalla, en su búsqueda afanosa por devolver la movilidad al incapacitado de forma temporal, son atributos que caracterizan al médico de nuestra especialidad.

Pues bien, amable lector, es momento de abandonar mi computadora para ocupar mi lugar en el gran salón y continuar las sesiones, que tanto preocupan a Mario y Angélica, que se multiplican para servir a sus colegiados. Enhorabuena colegas y éxito.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios