23 de Septiembre de 2018

Opinión

Yucatecos lectores de...

La televisión, los medios digitales, lo multimedia y los teléfonos celulares presentan sus propios lenguajes.

Compartir en Facebook Yucatecos lectores de...Compartir en Twiiter Yucatecos lectores de...

Recuerdo alguna vez, en la escuela, que nos burlábamos de un compañero que leía una obra del escritor mexicano Carlos Cuauhtémoc Sánchez, acción por la que fuimos reprendidos por una profesora.

Su punto fue que nuestra acción motivaba a que nuestro amigo dejara de leer y, peor aún, que se avergonzara de su elección. En mis adentros me sonrojé pues yo fui asiduo lector de casi todas las obras del escritor.

Ese mismo día, la maestra explicó que no importaba lo que leyéramos, pero que lo hiciéramos, y que recomendáramos los que nos parecieran buenos libros, debido a los beneficios que trae el hábito, tanto educativos, culturales y sociales como psicológicos.

Lo comento porque ayer, en su reporte especial, Milenio Novedades reveló algunos datos sobre los lectores en el país y en el Estado que me parece importante destacar. El primero es que la lectura unívoca, es decir de un solo medio, se ha reducido, siendo que la televisión, los medios digitales, lo multimedia y los teléfonos celulares presentan sus propios lenguajes, como el visual y sonoro, y no sólo el escrito. Siempre estamos leyendo, aunque no sean textos literarios.

La información ofrece también una encuesta realizada por Conaculta, el año pasado, a 32 mil mexicanos mayores de 13 años, siendo mil los entrevistados en cada Estado del país, así como en la Ciudad de México.

Entre los datos que se destacan están que el 43% (13 mil 760 personas encuestadas) de la población no ha pisado jamás en la vida una biblioteca y sólo el 27% (8 mil 640) leyó un libro en el último año. Sin embargo, un 60% (19 mil 200) afirmó leer el periódico entre uno y siete días a la semana.

Los yucatecos son asiduos lectores de material informativo (periódicos y revistas) y de cómics. Pero se desdeña la creación literaria local y las librerías colocan más las obras clásicas, de autores reconocidos, y libros de moda. Al respecto, cabe señalar que las obras literarias locales reciben poca difusión y son poco conocidas, así como los escritores; siendo realistas uno consume lo que le recomiendan, además de temas específicos, según los gustos, como novelas, cuentos, poemas, etc.

El hábito de la lectura está relacionado con el nivel socioeconómico y educativo y la catedrática Marcela Montero Mendoza explica que son las personas con nivel socioeconómico más bajo quienes se interesan por la lectura, ya que en los niveles más altos no suelen leer porque tienen otras distracciones como la tecnología.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios