26 de Septiembre de 2018

Opinión

El zacate chac su’uk, un cultivo en decadencia

La siembra de este zacate se tenía que hacer durante los días que había viento y la persona que esparcía la semilla se debía poner de espaldas a la dirección del aire.

Compartir en Facebook El zacate chac su’uk, un cultivo en decadencia Compartir en Twiiter El zacate chac su’uk, un cultivo en decadencia

Don Raymundo López Nail es nativo del poblado de Abalá y nos comenta que durante  sus ochenta y nueve años de edad ha realizado diversas actividades relacionadas con el campo.

Desde muy joven se ocupaba en la limpieza y corte de henequén, muchos años ocupó de hacer carbón para vender y sobre todo cultivar el zacate chac su’uk.

En la actualidad vive en una modesta casa de forma absidal con techo de zacate y bajareque recubierto con embarro (pa’lu’um) y pintado con cal. 

Desde entonces, combinaba sus actividades de campo, es decir, se dedicaba cuatro días de la semana al corte del henequén y los otros días los ocupaba en el trabajo de la milpa, en donde también sembraba sandía, a partir del tres de mayo. La siembra de maíz la iniciaba a partir del trece de junio. 

Además del trabajo de la milpa, se ocupaba en la plantación de zacate de la variedad chac su’uk, el cual se utiliza para la cubierta de las casa de bajareque. 

La siembra de este zacate se tenía que hacer durante los días que había viento y la persona que esparcía la semilla se debía poner de espaldas a la dirección del aire, para que, al soltar cada puñado de simiente, ésta se esparciera lo más lejos posible y así cubrir una mayor extensión de terreno. 

Después de esparcir la semilla el cuidado que se debía tener era la eliminación de la maleza en donde se plantó el zacate para que pudiera crecer hasta alcanzar un metro de altura, lo que indicaría que ya se podía cortar. Los expertos recomendaban esperar hasta el tiempo del saka’col, ya que este zacate podía crecer a más de un metro y tupirse más; entonces la cosecha podía ser mejor. 

Un factor importante en el crecimiento de zacate es la cantidad de lluvia que pudiera caer, ya que con mucho sol es posible que dé muy poco o nada. Pero si la temporada de lluvia es muy buena, se logra una abundante cosecha. 

En una buena cosecha el señor López Nail ha obtenido cien rollos de zacate de una vara de diámetro. También nos comenta que el zacate en la cubierta de las casas de bajareque dura entre treinta y cuarenta años. 

Desafortunadamente hoy día ya casi nadie cultiva el zacate chac su’uk.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios