23 de Septiembre de 2018

Opinión

Zona de confort

Es un estado mental donde nos encontramos cómodos con nuestra vida actual, con nuestras aspiraciones cubiertas y sin presiones.

Compartir en Facebook Zona de confortCompartir en Twiiter Zona de confort

La definición de confort es: “Condiciones materiales que proporcionan bienestar o comodidad”. En la actualidad es muy común usar el concepto zona de confort cuando estás cómodamente en un estado sin intenciones de cambiar, pero, para ser más claros, la definición dice: “La zona de confort es un estado mental donde nos encontramos cómodos con nuestra vida actual, con nuestras aspiraciones cubiertas y sin presiones. Cada persona es diferente a las demás, es por ello que en cualquier nivel socioeconómico puede haber gente en zona de confort”.

Como bien se expresa arriba, salir de la zona de confort es indistinto del nivel socioeconómico, educación y credo; es atreverse a salir de la cómoda burbuja en la que uno se encuentra; es atreverse a caminar, saltar o correr provisional o permanentemente a otro rumbo. Es atreverse a hacer algo distinto, ser valiente y firme en la decisión y marchar ya. 

Pero me pregunto: ¿cuáles son los motivos reales que hacen moverse de la zona de confort a  cada  persona, qué sucede en su interior o exterior para efectuar ese movimiento distinto al conocido? Aquellos que tienen trabajo “seguro”, sueldo “seguro”, horario “seguro”, dejarlo y hacer empresa qué valientes deben ser para volar en ese viaje distinto. ¿Y qué sucede con aquellos que no tiene oficio ni beneficio, y de repente un día se levantan y dicen: voy a estudiar o saldré a buscar trabajo? ¿Y qué me dices de aquellos hombres y mujeres con una relación “estable”, sin odio pero tampoco con amor, que tiene cierto funcionamiento, y que se quedan así para siempre, o el lado opuesto, que se atreven a quemar sus naves y emprender a pie por praderas diferentes? 

Con todos aquellos hombres y mujeres en cuyas  empresas su situación económica está resuelta, pero miran a otros desfavorecidos y se enfocan en apoyar a desconocidos por pura vocación, ¿qué pasa?, ¿qué sucede?, vuelvo a preguntar. ¿Acaso será nuestra propia humanidad que no se rinde para seguir evolucionando, crecer, desear, sentir distinto,  pensar,  expresarse de manera distinta y atreverse a buscar otras formas de amar? ¿Acaso todo termina en el amor a otros, en el amor a sí mismo? ¿Cuántos de nosotros nos hemos estancado en nuestra zona de confort? ¿Y cuántas veces salimos de ella? Te pregunto ahora: ¿cuál es tu estatus? ¿Estás emprendiendo viaje nuevo o sigues plácidamente en tu zona de confort?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios