25 de Marzo de 2019

Tecnología

Ataque terrorista golpea a Facebook

Las acciones de la compañía se desplomaron por la transmisión en vivo en Nueva Zelanda.

La polémica por la transmisión en vivo de la masacre en Nueva Zelanda cierra una semana de por sí difícil para Mark Zuckerberg. (Internet)
La polémica por la transmisión en vivo de la masacre en Nueva Zelanda cierra una semana de por sí difícil para Mark Zuckerberg. (Internet)
Compartir en Facebook Ataque terrorista golpea a FacebookCompartir en Twiiter Ataque terrorista golpea a Facebook

Staff
Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO.- Las acciones de Facebook cayeron este viernes luego que uno de los ataques contra dos mezquitas en Nueva Zelanda, que dejó decenas de muertos, fuera transmitido en vivo por el agresor a través de esta red social.

Este viernes, las acciones de Facebook en la Bolsa de Nueva York cotizaron a la baja (cerca de 2.77 por ciento) en una jornada bursátil que para el resto del sector tecnológico tuvo un papel positivo.

La empresa ya era de por sí objeto de críticas por no proteger los datos de los usuarios ni frenar la propagación de discurso de odio, noticias falsas y otras formas de desinformación.

Su reputación quedó empañada después de que su plataforma fuese utilizada por agentes rusos para interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016.

La acción de la compañía ha perdido más de 20 por ciento desde su máximo alcanzado el 25 de julio.

Semana negra para Facebook

La polémica por la transmisión en vivo de la masacre en Nueva Zelanda cierra una semana de por sí difícil para Mark Zuckerberg.

No es la primera vez que un hecho violento se transmite en tiempo real por internet. (Internet)

La caída parcial de las plataformas Facebook, Instagram y WhatsApp el miércoles causó molestias entre los usuarios que por más de 12 horas no pudieron compartir contenido en sus cuentas de redes sociales.

El jueves, además, se informó de la salida de dos de sus ejecutivos de más alto nivel, el jefe de Producto, Chris Cox, y el responsable de WhatsApp, Chris Daniels, quienes decidieron abandonar la firma después de 13 y 8 años trabajando en ella, respectivamente.

Una masacre en vivo

La difusión de las imágenes de la masacre abrió la interrogante sobre si las redes sociales tienen la capacidad y responsabilidad de evitar la propagación de mensajes de odio y violencia.

No es la primera vez que un hecho violento se transmite en tiempo real por internet.

A plena luz del día, dos hombres abrieron fuego en dos mezquitas situadas en el centro de Christchurch, la mayor ciudad de la Isla Sur de Nueva Zelanda, cuando centenares de musulmanes realizaban la oración de los viernes.

Uno de los ataques fue transmitido en vivo durante 17 minutos por el agresor, y en las imágenes se ve cómo el individuo recorre las habitaciones de la mezquita y dispara a quemarropa con armas semiautomáticas.

El ataque dejó 41 personas murieron en el tiroteo que se transmitió en vivo, en la mezquita Al Noor. Otros 7 fallecieron en el otro ataque, en la mezquita Linwood

El presunto cerebro de los ataques fue identificado por las autoridades como Brenton Tarrant, un australiano de 28 años de edad, quien había manifestado su odio hacia los migrantes. Tarrant se encuentra detenido junto con otros dos presuntos cómplices.

Un atentado viral

Que el ataque fuera transmitido en vivo a través de Facebook por el agresor, y que permaneciera en redes horas después de lo sucedido, causó enojo entre mucha gente al considerar que la plataforma permitió al atacante amplificar su el impacto de su agresión.

En total se transmitieron vía Facebook 17 minutos del atentado, y, si bien la compañía depuró el video y las cuentas del autor tanto en esta plataforma como en Instagram en cuanto recibió el aviso de la Policía, las imágenes ya habían sido compartidas por Twitter, YouTube y WhatsApp.

(Internet)

"La empresa está eliminando cualquier elogio o apoyo al crimen y al agresor o los agresores apenas nos enteramos. Continuaremos trabajando directamente con la Policía de Nueva Zelanda a medida que su respuesta y la investigación continúan", afirmó Mia Garlick, vocera de Facebook Nueva Zelanda.

Twitter y YouTube también dijeron que actuaron rápidamente para eliminar el video, y llamaron a los usuarios a no compartirlo y a reportar cualquier contenido que pudiera romper las reglas.

"Sepan que estamos trabajando y vigilando para eliminar cualquier contenido violento", informó YouTube, en un comunicado.

Le siguieron la pista

Pese a estos esfuerzos, las imágenes aún estaban disponibles muchas horas después.

Al video se podía acceder con facilidad durante y después del ataque, al igual que a un manifiesto de odio que compartió el sospechoso.

La agencia informativa Reuters encontró videos de los disparos en las cinco plataformas mencionadas hasta 10 horas después de los ataques.

En un lapso de 15 minutos, la agencia halló cinco copias de las imágenes en YouTube con búsquedas por "Nueva Zelanda" y etiquetadas con categorías que incluyen "educación" y "personas y blogs".

También encontró que el video fue compartido por un usuario con cuenta verificada en Instagram con más de 1.6 millones de seguidores.

Ello propició que un contenido que normalmente se hubiera quedado en un rincón oscuro de internet se compartiera de manera masiva.

(Internet)

En un sitio web conocido por permitir contenido que incluye discursos de odio se informó que un ataque sería transmitido en vivo.

Live, el gran reto de Facebook

Las transmisiones en vivo de Facebook comenzaron en 2016, pero fue un año después que empezaron a volverse un problema para la empresa.

La difusión de golpizas, tiroteos, tortura y abuso sexual tumultario se han reportado en varios países, e incluso de algunos asesinatos y suicidios, algunos captados por accidente, y otros que se hicieron especialmente para transmitirlos en la plataforma.

Si bien abundan los videos inofensivos, realmente no hay control del contenido.

El director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, ha señalado la dificultad de vigilar los contenidos de los 2 mil 700 millones de usuarios de la red social, pese a que ha implementado monitores humanos y de inteligencia artificial para encontrar y eliminar contenidos ofensivos o amenazantes.

El año pasado informó que trabaja en el diseño de chips para analizar y filtrar de manera más eficiente los videos en vivo.

Algunos especialistas consideran que no hay forma de mantener el lado oscuro del comportamiento humano fuera de las redes sociales, las cuales generan miles de millones de dólares en ingresos publicitarios.

(Con información de Reforma)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name