¿Sobrevivirías a la cuarentena si no existiera Internet?

Durante el confinamiento se ha vuelto esencial para la comunicación y la reducción de la ansiedad.
|
Hasta antes de la pandemia por Coronavirus 2019, en México 83 millones de personas tenían acceso a Internet, lo que representa a 66% o dos terceras partes de la población mexicana. (Foto: Archivo Reforma).
Hasta antes de la pandemia por Coronavirus 2019, en México 83 millones de personas tenían acceso a Internet, lo que representa a 66% o dos terceras partes de la población mexicana. (Foto: Archivo Reforma).

 Ciudad de México.- De acuerdo con datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones, hasta antes de la pandemia por Coronavirus 2019, en México 83 millones de personas tenían acceso a Internet, lo que representa a 66% o dos terceras partes de la población mexicana.

Pero esto no significa que cuenten con la formación y dominio para el uso de este medio de comunicación, ni que puedan potencializar y aprovechar las herramientas que ofrece, explicó Luis Ángel Hurtado Razo, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM.

"México carece de alfabetización digital para el desarrollo de habilidades enfocadas a tareas en un ambiente digital, mientras que en países europeos existen leyes que obligan al Estado a impartir este tipo de educación".

"El Estado debería garantizar que los estudiantes tengan por lo menos una materia dedicada a la formación y entendimiento de los medios digitales, pero aquí no existe una ley al respecto, y ni siquiera ha sido considerada".

Estar conectados a internet se ha vuelto esencial durante la pandemia por Covid-19; para permitir a las personas mantenerse informadas, entretenidas y conectadas con sus familias y seres queridos.

También te puede interesar: La mitad de los hogares en México ya cuentan con internet fijo

Antes de la pandemia se pensaba que Internet aislaba a las personas, las individualizaba y generaba retraso educativo. Antes de la Covid-19 existía el trabajo en casa y la educación virtual  pero bajo la dinámica impuesta por el confinamiento la demanda del servicio de Internet se ha intensificado para ofrecer clases virtuales, reuniones a distancia y el envío de datos.

"Se menospreciaba esta herramienta, incluso la vulgarizaban al considerarla un medio que sólo servía para el entretenimiento o que sólo difundía rumores y noticias falsas, pero con esta coyuntura vemos que su dinámica de construcción social cambió, pues ha unido a las personas en el ámbito social, en el ejercicio laboral y educativo", dijo.

Durante el día de Internet, que se conmemora el 17 de mayo, la red aporta elementos para la socialización, y con ello permite controlar o disminuir la ansiedad que provoca el confinamiento al derribar estereotipos y críticas que se tenían. Uno de los problemas es que a través de Internet también se ha agudizado la difusión de noticias falsas y los discursos de odio, que polarizan a la población.

"El ciberespacio se utiliza para una 'pandemia de desinformación', que ha generado ansiedad y pánico; incluso han surgido discursos discriminatorios que han derivado en violencia contra ciertos segmentos, como el personal de salud, y provoca la polarización en torno a ciertas iniciativas o personajes, y la pérdida de credibilidad en actores de medios de comunicación y de la política".