24 de Marzo de 2019

Tecnología

Energía solar: Todo lo que debes de saber

Si has pensado instalar paneles solares, primero tienes que leer esto.

Los paneles solares se han vuelto muy populares, pero mucha gente aún desconoce las características de la energía solar. (Foto de Contexto: Reforma)
Los paneles solares se han vuelto muy populares, pero mucha gente aún desconoce las características de la energía solar. (Foto de Contexto: Reforma)
Compartir en Facebook Energía solar: Todo lo que debes de saberCompartir en Twiiter Energía solar: Todo lo que debes de saber

Redacción/SIPSE
CANCÚN.- La energía solar es una fuente de energía renovable con la que se pueden generar calor y electricidad. Existen varias maneras de recoger y aprovechar los rayos del sol para generar energía que dan lugar a los distintos tipos de energía solar: la fotovoltaica (que transforma los rayos en electricidad mediante el uso de paneles solares), la fototérmica (que aprovecha el calor a través de los colectores solares) y termoeléctrica (transforma el calor en energía eléctrica de forma indirecta).

Si tenemos en cuenta que Greenpeace estima que la energía solar fotovoltaica podrá suministrar electricidad a dos tercios de la población en 2030, y que el Consejo Mundial de Energía cree que el año 2100 el 70 % de la energía consumida será de origen solar, no está de más repasar algunas de las sus aplicaciones:

Electricidad

La aplicación más básica de todas: gracias a un panel fotovoltaico, se puede generar electricidad. Ésta servirá para alimentar, el consumo de energía de su hogar, su hotel, o su empresa. Su panel puede almacenar lo generado en baterías o estar directamente conectado a la red.

Agua Caliente

En la mayoría de países de Latinoamérica puede aprovecharse la energía solar para calentar el agua, a través de captadores solares que generan calor. En este caso, hablamos de paneles de energía solar térmica en los que el agua se calienta y puede servir para ducharse o cocinar.

Calefacción y frío solar

Llamamos 'frío solar' al aire acondicionado ecológico, que puede representar un ahorro de hasta un 70% de energía. La energía solar se emplea para producir este aire acondicionado eco a través de dos métodos: se recolecta mediante paneles fotovoltaicos que activan los equipos de frío, o mediante colectores solares que son ellos mismos quienes producen la energía térmica a baja temperatura.

En invierno, la calefacción también puede ser solar gracias a sistemas solares térmicos, donde se calienta el agua, que se puede acumular para calefacciones, o incluso para piscinas temperadas.

Alumbrado de exteriores

Gracias a los paneles solares, jardines, caminos y carreteras pueden alumbrase mediante el aprovechamiento de la energía del sol y sin necesidad de tendido eléctrico.

Durante el día se genera y almacena la energía, y por la noche se utiliza para iluminar dichos exteriores. Los leds funcionan en estos casos como emisores de luz económicos y de larga vida útil.

Carros solares

Aún no se han popularizado ni mucho menos masificado (¡pero todo llegará!), pero hay grandes fabricantes desarrollando tecnología para producir carros que se muevan (y corran) gracias a la energía solar.

México está en el Cinturón Solar, el grupo de 60 países que reciben mayor cantidad de radiación

México se encuentra entre los cinco líderes naturales: China, Singapur, México, Australia e India. Se ubican entre los paralelos 40° Norte y 35° Sur, entre los trópicos de Cáncer y de Capricornio. La radiación solar se refiere a la radiación electromagnética que proviene del sol. Al incidir sobre la tierra permite que sea utilizada para generar energía.

En los últimos años, el sector de energías renovables en México ha tenido un crecimiento importante y continuará. La zona geográfica en que se encuentra el país recibe una radiación mayor a los 5 kilowatts por hora por metro cuadrado al día. Situación privilegiada para el uso masivo de la energía solar. La luz que cae sobre los techos de las viviendas pudiera producir suficiente energía solar para abastecer hasta 200 veces lo que consumen de energía.

Sin embargo, también presenta algunas desventajas, como son la variación de la cantidad de energía que se puede producir a lo largo del año, el elevado coste inicial y el impacto visual de los paneles instalados.

La energía producida varía a lo largo de las estaciones

La generación de energía solar depende principalmente de la temperatura ambiente y de la radiación solar incidente. A menos horas de luz menos energía se genera, por lo que la producción de energía es mucho menor en invierno que en verano.

Esto implica que, en determinadas épocas del año, es necesario completar la producción de energía con otros combustibles.

Es necesaria una fuerte inversión inicial

La instalación de paneles solares supone una gran inversión inicial

Aunque el período de vida de las instalaciones se estima en 25 años, se necesitan al menos 10-15 años para recuperar el coste inicial.

Las instalaciones necesitan de un mantenimiento periódico adecuado para que funcionen correctamente.

Los paneles solares producen un impacto ambiental

Los paneles solares tienen un gran impacto visual en el paisaje cuando se emplean para producir electricidad a gran escala, ya que ocupan grandes extensiones. Este impacto también es visible en las cubiertas de los edificios con paneles instalados, aunque en menor medida. De hecho, en algunos casos, no se permite su instalación en edificios protegidos, como los Bienes de Interés Cultural (BIC).

Por otro lado, los paneles se fabrican con materiales que deben tratarse como residuos peligrosos al final de su vida útil (silicio, plomo…).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name