21 de Octubre de 2018

Tecnología

La caja registradora, próxima pieza de museo

La mayoría de los comercios las están reemplazando por teléfonos multiusos y tabletas electrónicas.

Un vendedor de Barney's New York usa un iPod Touch para ayudar a registrar la compra de un cliente. (Agencias)
Un vendedor de Barney's New York usa un iPod Touch para ayudar a registrar la compra de un cliente. (Agencias)
Compartir en Facebook La caja registradora, próxima pieza de museoCompartir en Twiiter La caja registradora, próxima pieza de museo

Agencias
NUEVA YORK, EU.- Las cajas registradoras parecen estar desapareciendo de los comercios, por lo menos en Estados Unidos.

Las tiendas de la Unión Americana están deshaciéndose de las anticuadas máquinas y las están sustituyendo por teléfonos multiusos y tabletas electrónicas.

Barneys New York, un comercio de artículos de lujo, proyecta usar este año iPads o iPods Touch para registrar las compras con tarjetas de crédito o débito en siete de sus casi dos decenas de locales, según publica The Associated Press.

Urban Outfitters, una cadena de ropa para adolescentes, se propone deshacerse de todas sus cajas registradoras. Wal-Mart, el comercio minorista más grande del mundo, está poniendo a prueba una aplicación "Scan & Go" que permite a los clientes escanear los productos a medida que los van comprando.

Que la caja registradora esté desapareciendo no es ninguna sorpresa. La caja, creada a fines del siglo XIX, era esencial en prácticamente todo comercio para 1915, pero casi un siglo después parece fuera de moda en un mundo donde los teléfonos multiusos y las tabletas están reemplazando todo, desde los libros hasta las cámaras.

La primera fue inventada después de la Guerra Civil por el propietario de una cantina. Hasta ese momento, la mayoría de los propietarios no sabían si estaban logrando ganancias además de que muchos empleados se quedaban con parte del dinero. Pero para 1915, las cajas registradoras ya se veían por todo EU, con más de un millón y medio de unidades vendidas.

Actualmente, a los comercios les agradan los teléfonos multiusos y las tabletas porque requieren menor espacio que las registradoras y dejan en libertad a los cajeros para ayudar a los clientes en vez de estar inmovilizados en un sitio.

Y también son más baratos. Por ejemplo, los iPad con accesorios como lector de tarjetas de crédito pueden costar a un comercio mil 500 dólares, en comparación con 4 mil por una caja registradora.

J.C. Penney, una cadena de comercios de precios moderados, dijo que la respuesta de los clientes ha sido estupenda desde que empezó a usar iPods Touch en sus mil 100 locales a fines del año pasado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios