14 de Diciembre de 2017

Tecnología

Llega el Juego de Pelota maya a los videojuegos

Basado en la mitología de la civilización prehispánica y sus códices, el juego está disponible en App Store para iPad y otros dispositivos.

Para los mayas, el juego de pelota era todo un rito. (Notimex)
Para los mayas, el juego de pelota era todo un rito. (Notimex)
Compartir en Facebook Llega el Juego de Pelota maya a los videojuegosCompartir en Twiiter Llega el Juego de Pelota maya a los videojuegos

Agencias
MÉXICO, D.F.- El amor por la pelota en el continente americano es muy anterior al futbol. Por lo menos desde el año 1,400 antes de Cristo, los habitantes de regiones como Hohokam, en Nuevo México, y Copán, en Guatemala, jugaron variantes del mismo juego, llamado por los aztecas ullamaliztli (combinación de los conceptos de pelota y hule) y por los mayas pok'a'tok (onomatopeya de la pelota al botar en el piso).

Pese a su importancia y extensión geográfica, el juego de pelota fue relegado en la Colonia desde el siglo XVI. Por eso, hasta llegar a los teléfonos celulares y tabletas este mes, el panorama del juego era desalentador.

"Los  jugadores que quedaban eran de edad avanzada y se había perdido el conocimiento para hacer las pelotas de hule", explicó Roberto Rochín, productor del videojuego basado en el juego de pelota prehispánico: Pok-Ta-Pok, según publica el sito CNN.

El también director de la empresa productora Locomoción 3D desarrolló el videojuego para el sistema operativo móvil de Apple iOS 6 y para una versión futura en Kinect, de Microsoft.

A finales de la década de 1970, Rochín encontró al juego  los últimos jugadores de esta actividad y dirigió la película Ulama, el juego de la vida y la muerte (1986), la cual documenta la práctica que sobrevivió en regiones aisladas como las sierras de Oaxaca y Sinaloa. Este filme dio origen a un libro homónimo escrito por el exdirector del Museo Nacional de Antropología, Felipe Solís (1944-2009), y el historiador Roberto Velasco, publicado en 2011 por la editorial Siglo XXI.

El director de desarrollo para Locomoción 3D, Néstor Gómez, explicó a CNNMéxico: “Retomamos el proyecto, primero con el desarrollo del sentido del videojuego, y luego pasamos al diseño de jugadores y reglas”. Éste último tema fue complicado, ya que apenas existen indicios de las reglas originales del juego.

Además, agregó Rochín, "sabemos que en diversas regiones de América se jugaba ulama con variaciones que desconocemos".

Para el videojuego tuvieron que simplificar las reglas, sobre todo el sistema de puntaje original.

Existen variedades de ulama que se juegan con la cadera, con bastón o con el antebrazo. Los desarrolladores de Locomoción 3D eligieron esta última, con la finalidad de mejorar la experiencia de juego. El tamaño de la pelota se incrementó para poder visualizarla en las pequeñas pantallas del iPhone, del iPod Touch o de la iPad Mini.

Una vez que ajustaron el sistema de puntos, el siguiente paso fue crear los personajes y los campos de juego. El juego de pelota prehispánico se practicaba no solo como deporte; también era una ceremonia donde se adivinaba el futuro y se decidía la vida y la muerte de los dioses, según el libro sagrado maya Popol-Vuh.

Basado en mitología

El Popol-Vuh narra juegos de pelota entre seres del inframundo, y la leyenda dice que el fin de la civilización de Tula (en Hidalgo) fue consecuencia de un juego de pelota de los tlaloques (ayudantes del dios Tláloc) en contra del gobernante Huémac, quien “exigió plumas y piedras de jade y rechazó las mazorcas ofrecidas por los tlaloques, lo cual ocasionó una terrible sequía que asoló a la capital tolteca”, según el texto Sacrificio entre los mexicas, publicado en el sitio del Museo Nacional de Antropología.

Un equipo de 30 personas trabajó en el proyecto de desarrollo de los escenarios y personajes. Los investigadores y diseñadores del juego tomaron elementos de campos de juego existentes en estados como Chihuahua, Estado de México, Veracruz y Yucatán y se basaron en seres míticos y fisonomías presentes en códices y vestigios arqueológicos.

“Están representados los dioses y las culturas que jugaron pelota prehispánica”, dijo Gómez. Crearon una decena de personajes como Zotz (basado en el hombre murciélago de la mitología maya) y el dios azteca del agua, Tláloc, además de la mascota del juego, un xolozcuintle llamado Xico, diseñado por Cristina Pineda, del dúo creativo Pineda Covalín.

Para darle un realismo adicional a los movimientos de los jugadores, se usó una técnica cinematográfica conocida como motion capture, que consiste en la grabación de los movimientos de jugadores en acción para modelar los movimientos de los personajes del juego. “Gracias a Roberto, pudimos obtener información de jugadores reales, que nos permitió darle realismo al juego”, dijo Gómez.

El juego está disponible en la App Store desde el 13 de noviembre. “Queremos que la gente se entretenga, pero también que tenga un conocimiento de un juego lleno de significados religiosos y sociales para los pueblos que habitaron esta parte del mundo”, señaló Rochín.

También están preparando una versión de Pok-ta-Pok para la consola Xbox 360, que usará el sensor Kinect para mover a los personajes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios