15 de Diciembre de 2017

Tecnología

Se forma por tres días para ser el primer cliente

Steve Burt fue grabado durante su espera a la apertura de una Apple Store.

Su presencia no pasó desapercibida y pronto se arremolinaron periodistas de diferentes medios que, a su vez, entrevistaban a los curiosos. (Foto: Captura de Pantalla/YouTube)
Su presencia no pasó desapercibida y pronto se arremolinaron periodistas de diferentes medios que, a su vez, entrevistaban a los curiosos. (Foto: Captura de Pantalla/YouTube)
Compartir en Facebook Se forma por tres días para ser el primer clienteCompartir en Twiiter Se forma por tres días para ser el primer cliente

Agencias
TAIWÁN.- El furor de las colas frente a las Apple Store se reservaba hasta la fecha para los grandes lanzamientos: el morbo de ser el primero en disfrutar del último modelo de iPhone justificaba, para algunos, pasar varias noches al raso, informa el portal web Engadget.

Entrar con cara de cansancio y ojeras hasta el suelo mientras se es 'jaleado por unos entusiastas empleados de la tienda parece que estimula a los fans de las colas.

También te puede interesar: ¡Hoy empieza el Amazon Prime Day!

Lo que no podríamos imaginar que algunos simplemente hacen cola por convertirse en el primer cliente de una Apple Store, y no una cualquiera: la primera tienda que se abrió el pasado día uno en Taiwán.

Al bueno de Steve Burt se le ocurrió esta descabellada idea y con la excusa de llevar a reparar su viejo MacBook, acampó frente a la puerta tres días antes de su apertura.

No tenemos muy claro si se trata de una extravagancia más o hay algún interés comercial detrás, pero este norteamericano pasó los tres días -con sus noches- frente a la colosal tienda, y no exento de inconvenientes (fue expulsado varias veces por el personal de seguridad).

Su presencia no pasó desapercibida y pronto se arremolinaron periodistas de diferentes medios que, a su vez, entrevistaban a los curiosos: "¿Es idiota?", se preguntó una de ellas.

Porque sí, pasar tres días enteros en la calle a cambio de nada no parece que tenga mucho sentido. Bueno, realmente algo sí ha obtenido: convertirse en una pequeña celebridad y que su vídeo sea visionado miles de veces en todo el mundo.

Steve tuvo su momento de gloria y entró chocando palmas con todos los empleados de la tienda que le jaleaban entusiasmados. Ah, y no consiguió que le arreglaran el ordenador.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios