NOTICIA DE ARCHIVO

Reportaje: La guerra del Cártel del Golfo y Los Zetas

MONTERREY, NL.- El cártel más antiguo del noroeste dell país busca retomar el control de la vida ilícita en Nuevo León y Tamaulipas.

Diego Osorno/SIPSE
MONTERREY, NL.- A las nueve de la mañana, dos grupos armados asaltaron por sorpresa y de manera simultánea las comandancias de las policías municipales de Miguel Alemán y Camargo, Tamaulipas, puntos clave para la operación de Los Zetas aquí en el noreste del país.

Los comandos llegaron a bordo de camionetas rotuladas con las siglas CDG en los costados, mataron a tres efectivos y se llevaron secuestrados a todos los policías que se encontraban en ese momento en ambas corporaciones locales.

En las siguientes horas, en otros poblados tamaulipecos de la región, como Valle Hermoso, Guerrero, San Fernando y Mier, comerciantes, funcionarios de mediano nivel y otros supuestos colaboradores de la banda desaparecieron repentinamente. Algunos huyeron, pero otros fueron retenidos por los comandos CDG para exigirles información y después ser colgados en puentes como una forma de declaración de guerra.

Así comenzó el lunes 22 de febrero de este año en la frontera de Tamaulipas la "guerra del Golfo", cuyas escaramuzas cotidianas poco se conocen, salvo por las que acontecen en la cercana ciudad de Monterrey, única caja de resonancia que tiene esta batalla para cambiar el actual mapa del narcotráfico nacional, explican elementos federales, así como funcionarios estatales y municipales consultados en Tamaulipas y Nuevo León.

Los capos

El cártel del Golfo es una organización criminal cuyos orígenes están en el tráfico de mariguana y cocaína a Estados Unidos en los setenta, cuando la droga que llegaba a Nueva York y otras ciudades del Este dejó de circular a través de Cuba y otros países del Caribe, debido al reforzamiento de la seguridad marítima. La ruta de Tamaulipas-Texas se convirtió en una de las alternativas para llevar la mercancía ilegal y los contrabandistas de whisky de entonces, como Juan Nepomuceno Guerra, pusieron sus redes de tráfico al servicio de un negocio más lucrativo.

La designación de cártel para el grupo de traficantes de las orillas del Golfo fue dada hasta 1990, de acuerdo con un documento del FBI con el folio 92CHO-26853-21.

En ese reporte se señala a Juan García Ábrego como el principal jefe del grupo, el cual ese año ya había establecido relaciones importantes con el cártel de Cali en Colombia y tenía a su disposición a jefes de pistoleros como Luis García Medrano y José Pérez de la Rosa, apodado El Amable, aunque en realidad era el sicario de la fama más sanguinaria en esos años.

Hasta enero de 1996, cuando fue detenido en una finca en las afueras de Monterrey, García Ábrego se mantuvo al frente de lo que ya se conocía ampliamente como el cártel del Golfo.

Óscar Malherbe lo reemplazó, pero en mayo de 1997 también fue detenido. Salvador Garza Herrera tomó el mando después. Sin embargo, tan sólo duró unos meses al frente: Osiel Cárdenas Guillén, aliado con Gilberto García Mena, operador en el pueblo de Guardados de Abajo, se quedó con el control del cártel del Golfo a partir de finales de 1998, tras asesinar a Garza Herrera.

Los escoltas

Para reforzar su poder al frente de la organización, Cárdenas Guillén creó una escolta conformada por desertores de élite del Ejército mexicano.

Inicialmente eran casi una treintena de integrantes, los cuales, tras la detención de Cárdenas Guillén en marzo de 2003, dejaron de ser sólo un grupo de seguridad y empezaron a realizar tratos económicos y políticos por su cuenta. También ampliaron el número de sus miembros armados y dos años después lograron transformarse en una organización criminal con poder propio a lo largo de la carretera que va de Matamoros a Cancún. Para que ocurriera esto, el cártel del Golfo, la estructura que los había creado, debió quedar a merced de ellos: Los Zetas.

Antes de que esto sucediera, de acuerdo con Ricky, un informante en la región de las autoridades federales, "había quienes tenían línea sanguínea con todos los que empezaron a jalar en la región, a esos se les respetaba. Se decía que ellos eran cártel, no maña. La maña eran Los Zetas u otro tipo de gente, pero no el cártel. Luego lo que pasó fue que la maña se quiso hacer cártel. Por ejemplo, los familiares y amigos de Juan Nepomuceno Guerra o de Benito García o de García Abrego --la gente de siempre-- eran cártel, pero la gente que trajo Osiel (Cárdenas) era maña hasta que pasó lo que pasó y se volteó todo", relata.

Con el paso del tiempo, la cúpula del cártel del Golfo, en la cual está Ezequiel Cárdenas Guillén, hermano de Osiel, fue quedando supeditada al poder del grupo armado dirigido por Miguel Ángel Treviño, indican reportes. "El cártel del Golfo era como la Secretaría de Hacienda ilegal en la frontera chica y Los Zetas eran la policía fiscal", explica el informante Ricky. "Pero todo eso cambió. El cártel se quedó sólo con Matamoros y todo lo demás en Tamaulipas, Nuevo León y parte de Coahuila se hizo zeta".

Los Zetas

El nombre de Los Zetas, se cree en ciertos círculos oficiales, se debe a una antigua frecuencia de radio de la policía judicial federal. Sin embargo, Ricky se inclina por otra versión que también circula en esta región. "El fundador de Los Zetas, el que los creó por orden de Osiel, no fue un militar. Era un jefe de la policía de Miguel Alemán que se llama, o se llamaba, Zeferino Cuéllar y que se dice que se fue a Cuba y que allá se hizo algo así como sacerdote de una religión rara. Él siempre fue cártel, no zeta, aunque los armó y lanzó a la guerra. Se llaman zetas porque Zeferino fue quien los preparó".

Ricky asegura que es cierta la idea de que en un principio para ser miembro de Los Zetas era obligatorio haber pasado por el Ejército o por una corporación policial, pero que después esto había cambiado y ahora lo mismo hay jovencitos con escasa preparación militar y hasta mujeres como gatilleras.

La estructura de Los Zetas es dividida por las autoridades en cuatro niveles. En el más alto está un grupo de comandantes, con los cuales comparte horizontalmente el mando Miguel Ángel Treviño. En ese mismo nivel se encuentra un grupo de contadores y abogados que asesoran a la cúpula paramilitar en temas administrativos.

El segundo nivel está conformado por zetas que se encargan de cuestiones logísticas como conseguir armas, transportación de mercancías ilegales, adiestramiento de nuevos miembros e instalación de ranchos o casas como centros de operaciones. El tercer nivel está compuesto por sicarios, vigilantes de casas de seguridad e instructores. La parte más baja la integran choferes, informantes de barrios o caminos y mensajeros.

Uno de los rasgos de los comandantes en jefe de Los Zetas es el uso de una pistola de Bélgica marca Hertal, la cual es de calibre .7 por 28 milímetros y tiene 20 tiros. En Tamaulipas y Nuevo León se le conoce a esta escuadra como La Matapolicías, pero también le llaman La Rara debido a que casi toda es de plástico y sólo tiene de metal un pequeño tubo y la cámara de gas.

La Rara pesa menos que una pistola de diábolos y puede ser empleada con balas normales, con proyectiles para incendiar
y con munición especial capaz de penetrar cualquier blindaje. "Una vez vi en la tele que el subcomandante Marcos usaba un revólver 355 magnum. Pues como de risa, ¿no? Eso no es algo operativo. Una Hertal sí lo es", dice Ricky.

El cártel del Golfo

De acuerdo con reportes oficiales, la cúpula del cártel del Golfo no tenía la capacidad de fuego para enfrentar a sus antiguos escoltas, quienes prácticamente los habían marginado de las actividades ilegales en la región y se habían aliado a nivel nacional con la célula de los Beltrán Leyva, que se había separado del cártel de Sinaloa en 2007.

Entre 2005 y 2009, el cártel del Golfo y Los Zetas habrían convivido mediante una especie de pacto en el cual el cártel aceptaba su sometimiento a Los Zetas, y éstos le permitían realizar algunos negocios en Matamoros.

"El cártel del Golfo es como el padre de Los Zetas y la de ahorita es una pelea entre familia. El papá quiere ponerle un alto a su hijo rebelde. Pero aquí va a haber o un parricidio o un infanticidio, o como se diga al acto de matar a un hijo", considera Ricky.

Esas armas y la coyuntura que necesitaba la cúpula del cártel del Golfo para rebelarse contra sus antiguos servidores llegaron a principios de este 2010, justamente un par de meses después de que un comando de marinos acabó con Arturo Beltrán Leyva, quien se había convertido en el socio estratégico que tenían Los Zetas a nivel nacional.

Según un reporte de la DEA, divulgado en febrero pasado, La Familia Michoacana y el cártel de Sinaloa habrían hecho un pacto con los alicaídos miembros de la cúpula del cártel del Golfo para iniciar una ofensiva en la región. Sinaloenses y michoacanos pondrían hombres y armas, y los del Golfo la inteligencia necesaria para derrotar a Los Zetas.

Esta ofensiva dada a conocer por la agencia estadunidense coincidió también con la divulgación en México de unas palabras de arrepentimiento de Osiel Cárdenas Guillén, el inspirador de Los Zetas, desde su encierro en Estados Unidos, quien además recibió una sentencia de tan sólo 25 años de prisión, que a varios especialistas consultados, como Froylán Enciso, hace pensar que es el resultado de una negociación para que el antiguo capo colabore con información clave en el desmembramiento de Los Zetas, en el cual se especula en círculos gubernamentales de Nuevo León que también participan algunos sectores de las fuerzas armadas.

La guerra

Cuando se desató en este febrero "la guerra del Golfo", ante los riesgos de los periódicos y televisoras de la región para informar, comenzaron a aparecer en medios como twitter, facebook y youtube, reportes de balaceras y asesinatos en diferentes poblados de Tamaulipas, los cuales eran hechos por ciudadanos atemorizados o reporteros profesionales disimulando su identidad.

El sábado 27 de febrero, como parte de su ofensiva contra miembros, colaboradores y sitios estratégicos de Los Zetas, un comando del cártel del Golfo arribó al poblado Los Comales, de Camargo, Tamaulipas, donde se encontraba uno de los centros de operaciones más importantes de su adversario, en el cual además de adiestrar nuevos zetas, se planeaban las misiones más importantes de la organización delictiva. La batalla en los alrededores del nido zeta duró casi cuatro horas, confirmó una fuente militar.

En la cercana carretera Ribereña quedaron regados cadáveres y camionetas calcinadas, pero no salió nada ni en la prensa local ni nacional, sino hasta el miércoles 3 de marzo, cuando una mujer que había grabado imágenes del campo de batalla, subió a youtube el video de éste luego del enfrentamiento entre los dos bandos en guerra. La grabación ciudadana fue reproducida en medios masivos y finalmente se conoció parcialmente este hecho, uno de los que no es nada raro que ocurran cotidianamente en esta zona del país desde febrero, pero que no pueden ser dados a conocer debido al alto riesgo que existe.

La embestida

El 1 de febrero pasado, unos días antes del inicio de la guerra contra Los Zetas, La Familia Michoacana colocó una docena de mantas anunciando la embestida.

"Atenta invitación a toda la sociedad mexicana a unirse en un frente común para acabar con los ZETAS, nosotros ya estamos actuando", se decía.

Comentarios archivados


Por: linda jazmin soto gzz

esta chida esta informacion


Por: EL DEDO

DEBEN DE MATAR AL GOBERNADOR PARA QUE SE ACABEN LAS MUERTES SALUDOS


Por: Lic. Carlos Servin LLamas

Significado de Capo. (Del italiano. capo, cabeza, aplicado a los jefes de la mafia). Jefe de una mafia, especialmente de narcotraficantes.
2. coloquial. Arg., Bol. y Ur. jefe (superior de un cuerpo u oficio). 3. coloquial. Arg., Bol., Par. y Ur. Persona con poder y prestigio o muy entendida en una determinada materia. Es un capo en física cuántica. Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 .
Si en Mexico, no existiera la corrupcion ni la impunidad a nivel economico, politico y social, tal vez no existirian mafias, pero como el gobierno es corrupto, como los dijo Juliany, Mexico es otro mundo.


Por: muerte

no les importa muertes de jentes inosentes ni la cantidad de dinero perdido solo kedarse con la plaza o per der todo


Por: DANY

ESTA ES UNA RESEÑA MUY INTERESABTE, PUES COMENTAN COMO ESSTA EL ORGANIGRAMA DE LOS CARTELES,DESDE SIEMPRE HA EXISTIDO LOS CARTELES, PERO LO QUE HA HORA SE ESTA VIVIENDO, NO TIENE NOMBRE Y NO ES CULPA DE LOS CARTELES SI ES UNO U OTRO ELLOS LUCHAN POR PODER, AQUI EL GOB FEFERAL ES EL QUE HA ORILLADO A LA CIUDANANIA A TENENER QUE INVOLUCRARCE CON ESTAS PERSONAS, PUES VEA SEA LOS SUELDOS TAN MISERABLES, LAS CONDICIONES DE LA POLICIA, ESTO NO ES UN PROBLEMA DE AHORA, SOLOMAMENTE ERA UNA BOMBA DE TIEMPO YA ESTA ESTALLANDO.Y NO ES POSIBLE QUE EL CRIMEN ORGANIZADO ESTE MEJOR ORGANIZADO¡¡¡ QUE TODA UNA ESTRUCTURA POLICIACA,


Por: ElDiablo

Bueno y qué significa CDG si se puede saber??
y mi pregunta es serán tantos los zetas y tan bien hicieron las cosas financieramente que en solo unos años pudieron igualar y superar a organizaciones con más experiencia y mas capital, eso es lo que no me cuadra mucho. Creo que los Zetas no hubieran podido sin apoyo de los gobiernos fronterizos


Por: Erick

EL narco es un cancer de la sociedad, el tratamiento va a ser largo, doloroso y muy costoso.


Por: Ooooooraaaale!

Wow y con toda esa info,se siguen haciendo mensos? No pues ojalá ya se termine con los z, son brutales,sanguinarios,asesinos,locos...según decian en el pasado los narcos de antes ofrecían pagar la deuda externa y creaban escuelas y caminos hoy solo sabemos de infamias y terror en pequeñas ygrandes poblaciones contra gente de todo tipo que se haga lo que se tenga que hacer para detener esto YA. CDG liquidenlos YA