NOTICIA DE ARCHIVO

Venta de armas en Cancún sólo entre personas

CANCUN, Q.Roo.- En esta ciudad no existe armería donde la gente pueda adquirir armas.

Eric Galindo/SIPSE
CANCUN, Q.Roo.- En la ciudad de Cancún no existe armería alguna, ya sea legal o clandestina, por lo que el comercio de armas en este destino turístico se hace de persona a persona.

En general la compraventa incluye calibres pequeños, del tipo que suelen utilizarse para asaltos o asesinatos. Los fusiles de asalto sólo los usa, además de las corporaciones policíacas, la delincuencia organizada, y el armamento que llega a la entidad procede tanto de la frontera sur como del norte del país.

El último informe de actividades de la Procuraduría General de la República (PGR) revela que el delito de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos es cada vez más frecuente en el municipio de Benito Juárez, cuya cabecera es Cancún, lo que evidencia que el tráfico de armas de fuego se vuelve cada vez más común.

Sólo en abril pasado, en acciones que realizó la dependencia federal en coordinación con otras autoridades de los tres órdenes de gobierno, se logró asegurar tres armas largas, un cargador, 15 cartuchos útiles y una granada.

Además, los expedientes abiertos por la PGR por el delito de violación a la Ley de Armas de Fuego y Explosivos detallan que se han asegurado nueve armas cortas, 12 armas largas, once cargadores, 608 cartuchos de diferentes calibres y una granada.

Así como el comercio de droga está presente en toda la geografía quintanarroense, el trasiego de armas de fuego también se ha detectado en los diferentes municipios de la entidad.

Los datos que se manejan en esta información fueron proporcionados por una persona involucrada con el ámbito policial y que conoce el modus operandi del tráfico ilícito de las armas de fuego que llegan a este destino turístico. Por razones obvias, pidió omitir su nombre.

En todo Cancún no existe una armería, así sea clandestina, donde un delincuente pueda adquirir su "herramienta" de trabajo. Éste es un signo de que el tráfico de armas aún no alcanza una escala alarmante.

Pero el informante afirma que sí se realiza la compraventa de armas, lo que se hace de persona a persona, entre amigos, conocidos, policías, delincuentes...

De hecho, muchos de los policías preventivos o de tránsito, y agentes judiciales, entre otros, aprovechan su estatus de servidor público para comprar armas clandestinamente. Las portan incluso de civiles o al estar francos (de descanso), se las fajan al cinto y las llevan para todos lados, a fiestas, bailes y hasta antros o discotecas.

A veces incluso las disparan al aire cuando están bajo los influjos del alcohol, o más grave, las utilizan para amedrentar a sus enemigos de parranda.

Las armas de fuego que portan esos elementos policíacos fuera de sus horas de trabajo no son las que tienen bajo su resguardo, ni la marca, modelo y calibre que señala su credencial de portación de arma de fuego.

Costos de las armas

En el mercado negro, los precios de las armas de fuego varían según la marca, el calibre y el rayado del cañón. Entre más fuerte sea el rallado del cañón, es más potente la pistola.

La más usada y solicitada es la pistola tipo escuadra, de 9 milímetros, que llega a tener un precio de entre cinco y seis mil pesos. Las marcas más usadas son la Smith & Wesson, Pietro Beretta y Glock.

Otros calibres que se manejan frecuentemente son el 380, con pistolas que cuestan 2 mil 800, aproximadamente; y el 22 y 25, con armas por las que se piden entre dos mil y tres mil pesos.

Para las armas de calibres 45, 38 súper y 38 especial los precios oscilan en torno a los cuatro mil pesos. El calibre 10 milímetros (poco usual) tiene un precio de entre 8 mil y 9 mil pesos.

Los fusiles de asalto, como el AR-15, el M-16 y el AK-47 conocido como "Cuerno de Chivo", tienen un precio en el mercado negro de entre 9 mil y 10 mil pesos, y son más difíciles de conseguir.

Las armas cortas, como las que se mencionan líneas arriba, son las que utilizan los delincuentes que se dedican a robar comercios, asaltar transeúntes, o cometer algún otro crimen planeado.

Las armas de alto poder, es decir, fusiles o armas largas, son las preferidas del crimen organizado o narcotraficantes. Las que utilizan normalmente estos grupos criminales son los fusiles AR-15 y AK-47, conocido como "Cuerno de Chivo".

Este último fusil puede utilizar cargadores de disco, con capacidad de 100 cartuchos, o cargadores de peine, con capacidad para 60, 40 ó 30 proyectiles.

Se dice que la delincuencia organizada tiene mejor armamento que las policías o el Ejército, en referencia a que el AK-47 es totalmente automático y con solo apretar el gatillo la ráfaga sale hasta que el cargador se vacíe.

De hecho esta arma de fuego es mucho más potente que el fusil G-3 que porta el Ejército Mexicano, el cual sólo tiene cargadores de 30 tiros, calibre 7.62. Incluso es mejor que el M-16 que utiliza la Armada de México.

Trasiego de armas

La mayoría de las armas de fuego que ingresan al Estado vienen por la frontera sur, es decir, por Belice. También llegan desde el norte del país para surtir a los grupos del crimen organizado. Por la frontera sur ingresan vía terrestre o marítima. Una pistola calibre 9 milímetros se puede conseguir en tres mil pesos en la zona libre de Belice.

Se sabe que los grupos criminales ingresan las armas muchas veces ocultas en tráileres que llegan a puntos estratégicos de la geografía quintanarroense, para su distribución.

En otros casos las armas de fuego que vienen de Centroamérica ingresan por vía marítima. Pero el volumen no es mucho, precisamente para que no sean detectadas.

Decomisos

Una prueba de que el tráfico de armas de alto poder o cortas se está siendo volviendo más común en este destino turístico y el resto del Estado son los decomisos importantes que han realizado tanto el Ejército Mexicano como las corporaciones policíacas federales. El más reciente fue en un cateo y operativo que realizaron las fuerzas armadas en el número 13 de la privada Porto Benedetti, del fraccionamiento Villas Marino, donde se logró asegurar 12 fusiles AK-47 calibre 7.62x39, una carabina calibre 5.56, una pistola calibre 45, 20 cargadores para AK-47 y cinco para AR-15, un cargador para calibre 45 y 143 cartuchos de diferentes calibres.

Otro decomiso reciente se hizo el domingo 4 de abril pasado, cuando la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) logró asegurar un fusil AK-47, una carabina calibre 5.56, una Uzi de 9 milímetros, y cargadores y cartuchos de diversos calibres.

El 2008 fue un año con mucha actividad en cuanto al decomiso de armamento por las autoridades militares y federales. El 10 de marzo elementos del área de inteligencia de la Policía Federal aseguraron un arsenal en un hotel de la zona de playas.

En total fueron 22 armas largas: dos M-16 con miras telescópicas, con infrarrojo y lanzagranadas integrados; 10 AR-15, siete "Cuernos de Chivo" (AK-47), un fusil M-1 calibre 30, dos pistolas calibre 45, tres granadas de 40 milímetros, once granadas antimotines, 67 cargadores y mil 67 cartuchos útiles.

El 12 de enero de ese mismo año personal militar aseguró en el número 11 de la calle Roble, en la Supermanzana 43, once granadas de fragmentación, cinco fusiles de asalto AK-47 y cuatro AR-15, además de dos pistolas y 23 cargadores de alto calibre.

Comentarios archivados


Por: teel

que bueno que existe por que en esta pin... pais todos se salen con la suya


Por: CAPULLO

solo quiero comentar que cancun no vale mas que el precio de una bala...el dia que dios, ala , buda, ixchel o cualquier dios que le profesen nuetras autoridades, se aun gringo...adios cancun...ADIOSSSSSS con letras mayusculas para que lo lean nuestras autoridades. adios hoteles, adios casa bueno hasta los delincuentes se van a quedar sin gente pa AUTORIDADES hagan algo.