Crean red contra el suicidio en la Península de Yucatán

Preparan información y proyectos para presentar y trabajar con las autoridades a fin de reducir la incidencia de casos.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Este año en Yucatán se han registrado ya 170 suicidios, y el problema aumenta cada año. (Archivo/ SIPSE)

Este año en Yucatán se han registrado ya 170 suicidios, y el problema aumenta cada año. (Archivo/ SIPSE)

Ana Hernández/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Ante el problema de salud pública en el que se ha convertido el suicidio, investigadores de los tres estados de la Península buscan crear una red de información y proyectos que puedan presentar y trabajar junto a las autoridades para reducir la incidencia de casos, los cuales, señalan, son resultado de la violencia social, depresión y baja autoestima.

Por ello trabajan para representar la tendencia de los hechos violentos registrados en los tres estados desde un enfoque cuantitativo y cualitativo, con estadísticas y georreferencia, a través del análisis de notas y reportajes periodísticos; todo esto para plantear una estrategia integral de prevención del suicidio.

La propuesta fue dada a conocer en la Primera Jornada Regional de Prevención del Suicidio que se realizó este miércoles por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en el Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales (Cephcis); los especialistas presentaron los resultados de evaluaciones de los ultimos 10 años.

Laura Hernández Ruiz, coordinadora del evento e investigadora de la UNAM, señaló que el tema se ha analizado en diferentes niveles y momentos.


Mencionó que en la Revista Biomédica sobre la prevalencia del intento de suicidio en el Servicio de Urgencias del hospital O’Horán, de enero de 1998 a diciembre de 2003, se encontró que la población femenina atenta más contra su vida, pero son los hombres quienes más lo logran.

Cada 40 segundos

  • En 2014 la OMS reveló en un informe, que cada 40 segundos ocurre un suicidio en el mundo, cada año 800 mil personas se privan de la vida, y por cada una de ellas, 20 lo intentaron.
  • Los investigadores consideran tener en 2017 una avance significativo en la integración del atlas para el análisis de la violencia en el Sureste de México, y en específico, de la Península: Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

Con esa base, señaló que según reportes el 5.7 por ciento de pacientes que lo intentan lo logran, lo que significa que en 2004, de los 141 suicidios consumados hubo dos mil 473 intentos, o en 2013 se quitaron la vida 172, pero otras tres mil 17 lo intentaron.

La investigadora señaló que la descomposición social en la región se evidencia con los problemas de violencia criminal, de género y suicidio, que ocurren principalmente en zonas urbanas, lo que va acompañado de factores culturales como la pérdida de identidad, el individualismos en la realización personal y el consumismo desbordado.

Precisó que este año en Yucatán se han registrado ya 170 suicidios, y el problema aumenta cada año, porque en 2013 hubo 172 casos, y ese número ya casi se alcanzó antes de concluir septiembre.

Lamentó la información para privarse de la vida que existe y que está prácticamente al alcance de todos, además que no se cumplen recomendaciones como las emitidas por la OMS, de no alabar al suicida ni hacer sensacionalismo. 

La investigadora de la UNAM, Laura Hernández Ruiz

Entre los trabajos académicos que desarrollarán están:

  • Construir una base de datos por entidad, incluyendo una cartografía que denominarán “Atlás geografico para el análisis de la violencia en el sureste de México: Campeche, Quintana Roo y Yucatán”.
  • Como parte del estudio, cada estado tendrá tres zonas referentes, principalmente ciudades mayores de 10 mil habitantes que muestren más descomposición social.
  • A mediano y largo plazo esperan no sólo identificar la concentración de violencia en comunidades específicas, sino en determinar los factores que ocasionan los cambios socio-productivos.
  • Los resultados del informe técnico se entregarán a los gobierno de cada entidad para el diseño de políticas públicas que atiendan el fenómeno de la violencia social.

Cifras fantasma

Por otra parte, para entender mejor el problema del suicidio es necesario tener datos reales, señaló el investigador Moisés Frutos Cortés, quien indicó que los resultados de la revisión de los últimos 10 años no coinciden ni con las cifras oficiales ni las periodísticas, “siempre hay algunos que no aparecen”.

El investigador presentó la ponencia “Análisis socioestadístico y espacial del suicidio en Campeche 2000-2014”, en la cual señaló que en la última década, aunque también tienen datos desde 2000, se han registrado en esa entidad 528 suicidios, y hasta el domingo pasado, este año acumulaban 58; aunque la cifra es menos de una tercera parte de los casos de Yucatán, por el número de población, esa entidad se ha colocado entre los primeros lugares.

Tal vez te interese: Yucatecos se quitan la vida 'por amor' 

Comentó que como parte del proyecto para crear una red de trabajo, comenzaron por analizar las cifras, desde las que proporciona el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la Procuraduría de Justicia Estatal, hasta de los medios, y en ese trabajo han desarrollado poco a poco los mapas, con los municipios y las zonas en las cuales se han registrado más casos.

Frutos Cortés comentó que ahora tienen datos más confiables, que demuestran que quienes deciden privarse de la vida, no son sólo gente de escasos recursos o de zonas bajas, y puso como ejemplo el caso que se dio en un área de alta plusvalía en Campeche, en donde sólo se contabilizó el de un albañil que se colgó en la obra pero no el de un empresario, incluso ni siquiera se manejó de forma oficial. 

Como parte de este trabajo han encontrado que las ciudades que tienen similitudes en su desarrollo como potencial turístico o petrolero, que fue el caso de Quintana Roo y Campeche, también tienen altos índices de personas que atentan con su vida. 

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.