20 de Julio de 2017

Chetumal

Ausente cultura de la lectura en Carrillo

Dos de cada 10 personas muestran interés por la portada de un libro.

320 libros están disponibles en el parador de Felipe Carrillo Puerto, pero nadie los lee (Foto: Jesús Caamal  / SIPSE)
320 libros están disponibles en el parador de Felipe Carrillo Puerto, pero nadie los lee (Foto: Jesús Caamal / SIPSE)
Compartir en Facebook Ausente cultura de la lectura en CarrilloCompartir en Twiiter Ausente cultura de la lectura en Carrillo
Jesús Caamal  / SIPSE
FELIPE CARRILLO PUERTO, Q. Roo.- El parador de libros de Felipe Carrillo Puerto, establecido en las ExpoMaya, cuenta con más de 320 libros de diferentes autores y enfoques literarios, pero sólo están de adorno porque nadie los lee.

Francisco Javier Poot Pech, director de Cultura municipal, informó que todos los días ese espacio está abierto al público en general, con un horario de cuatro horas, de 10 de la mañana a una de la tarde, sin embargo, durante ese lapso no se han visto a personas interesadas en leer.

“Dos de cada 10 personas que pasan por el stand o que se paran enfrente muestran interés por la portada de un libro, o en su caso hojearlo para visualizar las imágenes, sin trascender más de lo normal, no existe una cultura de lectura”.

Poot Pech, destacó que han estado trabajando con escuelas de nivel básico, invitando a los niños y niñas a visitar el parador, con el objetivo de incentivar en los menores el hábito de la lectura.

“Por cuestión de protocolo esos espacios se mantienen con candados después del horario establecido, pero las personas interesadas por un libro pueden acudir a la dirección y pedir que se las otorguen, así como también en llevar a sus hogares para leerlas, con el compromiso de devolverlas”.

“Pensé que eran para mejorar la imagen de la ExpoMaya, no sabía que te los podían prestar, e incluso llevar a la casa”.

Por su parte, Daniel Chimal Suaste, habitante de Carrillo Puerto, dijo que casi todos los días pasa por donde está el parador, pero pensó que estaban de adorno.

Señaló que aunque no tenga un hábito de lectura, se tendría que trabajar más en su promoción para que las ciudanía sepa que puede disponer de esos libros las veces que quiera, “creo que como yo, hay más personas que no saben que pueden utilizarlos, sugiero que una promoción no estaría nada mal”, refirió.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios